Compartir
Publicidad

Análisis de la propuesta de Izquierda Unida para crear 3 millones de empleos

Análisis de la propuesta de Izquierda Unida para crear 3 millones de empleos
Guardar
70 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Izquierda Unida ha presentado un plan trienal para la creación de empleo que abarcaría desde 2012 hasta 2015 en el que persigue crear 3 millones de empleos como objetivo primordial para salir de la crisis. Las propuestas en materia de creación de empleo deben considerarse ampliamente por todos los partidos políticos y fundamentalmente, por los dos grandes, PSOE y PP, dado que la máxima prioridad de nuestra economía es acabar con los casi 5 millones de parados.

Entrando en materia, IU ha sido la primera que presenta unas cifras concretas y cuantificables en materia de empleo, agrupada por epígrafes de actuación y con una dimensión específica en cada uno de sus puntos. El plan de empleo contempla los ejes expuestos en el cuadro superior, con las previsiones de creación de empleo de 3 millones de puestos de trabajo y unas necesidades de financiación de 40.000 millones de euros sólo para el primer año. Los pilares básicos del plan serían:

  • Crear empleo desde lo público.
  • Redistribuir y racionalizar el empleo existente, fundamentalmente la rewducción de jornada a las 35 horas manteniendo salarios
  • Apoyar a las pequeñas empresas y autónomos para que estén en condiciones de crear empleo.


Líneas principales de acción en materia de empleo


Destacan como ejes de actuación las acciones de empleo en materia medioambiental y protección de los bosques, las acciones en materia de dependencia y coberturas a personas necesitadas de apoyo, acciones en rehabilitación de vivienda, acciones concretas en empresas de servicios esenciales y un plan de empleo para las infraestructuras de proximidad. Además, se destina una parte sustancial a un programa de formación y empleo a nivel local que abarcaría estos tres años.

Reducción de jornada manteniendo salarios


La medida estrella que se plantea dentro de todas las propuestas es la reducción de jornada manteniendo el salario intacto. Pasaríamos de las 40 horas semanales a las 35 horas máximas fijadas por ley. Con este sistema, el plan de empleo da por hecho que se crearían 400.000 empleos con una dotación de 8.000 millones de euros. Suponiendo que la distribución horaria en todas las empresas es de 40 horas semanales, la reducción de jornada implica una contracción de la fuerza laboral del 12,5%. Redondeemos a un 10%, por lo que sería viable alcanzar esos 400.000 empleos incluso prescindiendo de algunos puestos.

El problema que tenemos es el aumento de costes en el sector privado y la más que previsible alza de precios de los productos y servicios. Imaginemos una empresa con 10 trabajadores. Esa empresa tendrá que contratar a un trabajador adicional para llevar a cabo la misma carga de trabajo. La propuesta planteada impide la bajada de salarios por lo que el salario de esta persona adicional se tiene que repercutir bien sobre el beneficio de la empresa, bien sobre el precio de los productos.

En el mejor de los casos, en una combinación de ambas con la consiguiente subida generalizada de precios y pérdida de competitividad. Ojo con esta medida y la siguiente subida de impuestos indirectos que también contempla el programa económico de IU que al final pagamos los de siempre. Yo personalmente, no veo cómo se articula sin dinamitar las exportaciones que llevamos a cabo y cómo se perjudica en la base de las rentas más bajas al aumentar los precios de manera generalizada.

Empleo público, en medioambiente, dependencia e infraestructuras de proximidad


Las líneas propuestas en materia medioambiental, bosques y ley de dependencia, son áreas que deben delimitar en el primero de los casos, la titularidad de las explotaciones forestales, dado que no es equivalente la titularidad privada de los montes vecinales en Galicia con la titularidad pública que suelen tener en el resto de España. En el caso de la ley de dependencia, es una ley cara, de cobertura social y que como todas las prestaciones que dependen del Estado, deben estar correctamente asignadas y fiscalizadas, de manera independiente a la gestión privada o pública del personal asociado a las coberturas de la Ley de Dependencia.

Respecto a las infraestructuras de proximidad, nos encontramos con unas partidas muy importantes para mejorar accesos, servicios y núcleos poblacionales. Este tipo de actuaciones pueden ser muy beneficiosas o muy perjudiciales er incluso un verdadero sumidero de dinero público, como ha ocurrido con gran parte del PlanE. No se puede evaluar sin unas líneas concretas de actuación en infraestructuras pero ya estamos viendo muchos aeropuertos vacíos, AVES que no van a ninguna parte y resto de obras faraónicas. Cuidado con este asunto.

La influencia del sector privado, a debate


Me llama poderosamente la atención el plan de actuación sobre las empresas de suministros y la inversión privada requerida. No se especifica nada más, ni el alcance ni las actuaciones que se persiguen en esta línea de acción. Me imagino que podemos estar hablando de los servicios de atención al cliente, mejora de las prestaciones a todos los niveles e incluso, coberturas más avanzadas en la relación con las grandes empresas. En todos los casos, podemos hablar de eliminar la deslocalización de los famosos call-centers a más entrada de personal en estas empresas.

Realmente no veo cómo se genera este empleo sin argumentar más los puestos de trabajo a desarrollar y en simultáneo, el control de precios. Como anteriormente hemos dicho, subir costes de producción tiene la consecuencia de subir los precios y aquí estamos hablando también de servicios como aguas, telecomunicaciones o energía. Más detalles en todo esto que me da miedo.

Por último, destacar también el coste formativo de las acciones de formación y el coste de las subvenciones al empleo en pymes. En todos los casos, se supera el coste de las cotizaciones sociales y no se especifica tampoco el mecanismo de condiciones para acceder a este tipo de programas. Veo que son partidas excesivas en subvenciones en todos los casos y que es un mecanismo peligroso de distorsión en el mercado laboral, puediendo provocar un efecto de sustitución importante. Como en los puntos anteriores, hay que ver por dónde viene la letra pequeña.

Financiación de los planes de empleo y temporalidad


Si analizamos la mayoría de acciones propuestas, podemos ver cómo el núcleo principal del empleo es temporal o bien requiere la acción continua del sector público para que sea continuo en el tiempo. Veamos por ejemplo los planes de acción forestal o ley de dependencia que requieren año tras año la acción pública. En otros casos, los planes privados son temporales, dígase formación o incluso los planes de rehabilitación de vivienda que requieren adicionalmente las inversiones de los propietarios que hagan dichas obras.

Según IU, la puesta en marcha de estos planes crea un déficit total de un 2% en términos de PIB, después de realizar una serie de ajustes en impuestos, fraude fiscal y resto de ingresos estatales con la revisión de deducciones en sociedades y renta. Después de estos puntos, una financiación permanente de 20.000 millones a costa de déficit no es viable, por lo que es lógico pensar que la cuadratura del círculo se obtiene con la oportuna subida de impuestos que permitan recaudar estos 20.000 millones.

Es obvio que a mayor peso del sector público, mayores necesidades financieras y sólo le recrimino a este plan que no se contemple el ajuste adicional de esos 20.000 millones de euros, dado que la subida de impuestos es directa si no queremos lastrar el resto de partidas presupuestarias.

Resumiendo, el plan de empleo presenta acciones muy peligrosas, como es la reducción de jornada, acciones muy razonables, como es la cobertura social en planes de dependencia y acciones que requiere más detalle, como son los planes formativos y los planes de infraestructuras. En todo caso, cifras muy optimistas en materia de creación de empleo.

Más Información | Izquierda Unida
En El Blog Salmón | Elecciones 20N,l ¿Y si reducimos la jornada laboral y rebajamos la edad de jubilación?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos