Compartir
Publicidad

Cuando falta la vergüenza

Cuando falta la vergüenza
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Estamos inmersos en un periodo en el que la palabra más oída es “recortes“ en muchas ocasiones adjetivados como “necesarios“, ya hemos hablado y debatido aquí sobre la necesidad de esos recortes, y sobre sus posibles alternativas, pero esos debates no llegan a los oídos que deben, tal vez sea porque no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Sin embargo luego vemos que esos que piden recortes, que piden arrimar el hombro, hacer un esfuerzo, se bajan los sueldos por el lado que da a la galería, pero suben las dietas por la trastienda para no perder su “ajustado” nivel adquisitivo. Y lo hacen sin vergüenza, porque lo hacen desde la legalidad (que ellos moldean a su antojo).

Ante esta falta de vergüenza, ¿esperan que veamos con malos ojos al pequeño autónomo que no nos cobra el IVA en la factura?¿Quieren que fijemos el foco en los pequeños defraudadores cuando el dinero público se dilapida a manos llenas? ¿Cuando pagan casi 800 euros por unos nuevos ordenadores de sobremensa para el Senado que con las especificaciones que piden se pueden encontrar en el mercado por menos de 400 euros?

Mientras sigamos en manos de gente sin vergüenza, no vamos a dar “buena imagen a los mercados”.

En El Blog Salmón | ¿Pueden las empresas bajar los salarios a sus trabajadores?, Fraude fiscal, blanqueo de dinero y evasión de capitales
Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos