Compartir
Publicidad

Disparen al ahorrador

Disparen al ahorrador
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

Papá Estado siempre se ha empeñado en sobreprotegernos. Y ya si unes varios papás Estados y creas un "EuroPapáEstado", la protección se convierte en asfixia. El problema es que para que esta protección sea efectiva es necesario que una parte del dinero que ganamos con el sudor de nuestra frente llegue a manos de nuestros protectores, muchas veces sin tocar las nuestras propias y siempre sin pedirnos opinión. Nos referimos, como no podía ser de otra forma, a los impuestos.

Con el caso de Chipre, la confiscación impositiva se ha manifestado en su máximo esplendor y se ha convertido en un ultraje económico sin precedentes: el objetivo ahora es gravar el ahorro. Los platos rotos de este país tendrán que ser pagados por los ahorradores que tienen allí depositado su dinero porque nuestros eurolíderes así lo han decidido. Las malas lenguas señalan que lo que se persigue es castigar a estos por llevar su dinero a un paraíso fiscal. Pero oiga, cada uno coloca sus ahorros donde le da la gana. Ya sólo faltaría que el intervencionismo llegase hasta ahí. Martí Saballs señala de forma muy ilustrativa en su blog que el ahorro es el resultado de restarle a los ingresos los gastos y los impuestos directos e indirectos, por lo que penalizar este equivale a mandar a hacer puñetas el sistema económico sobre el que sustenta nuestra sociedad. No le falta razón, pues si pese a la enorme cantidad de impuestos que ya pagamos ahora aparecen otros nuevos para gravar el ahorro, ¿qué opción tenemos para mantener a salvo el poco dinero que nos sobra?

De esta crisis económica sólo saldremos con crecimiento y este jamás lo conseguiremos si penalizamos ya no sólo el consumo, sino también el ahorro. El modus operandi de la Unión Europea para resolver este desaguisado no puede ser más nefasto. El proyecto europeo se viene abajo porque los países ricos se han empeñado en empobrecer sin piedad a los pobres. Quizás peque de pesimista, pero mucho me temo que el futuro no es nada esperanzador.

En El Blog Salmón | Corralito en Chipre Imagen | Juan José Bors

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos