Google, Amazon y Starbucks o la incapacidad política para evitar los abusos fiscales

Sigue a

Amazon

Google, Amazon y Starbucks logran más beneficios gracias a sus estrategias fiscales para pagar menos impuestos. Es ahora cuando deben poner cara de sorprendidos e indignados y despotricar contra esos gigantes empresariales. En los últimos días, desde que el Parlamento británico ha decidido poner el foco allí, así ha sido. Pero, uno se pregunta: ¿Hacen algo ilegal? No. Luego, ¿dónde está el problema? ¿Cuál debe ser el debate? No tanto que lo hagan, que por supuesto es absolutamente rechazable, sino que el sistema se lo permita.

Hace un tiempo, publiqué un artículo planteándome si Amancio Ortega debía ser un modelo empresarial a seguir por sus prácticas abusivas conocidas por todos o por su concienzuda política de huir de la marca España para evitar que le perjudique a su imagen. Mi conclusión era que lo que hacía era legal, aunque no ético. Pero, el problema no radica tanto en que Inditex aproveche todos los resquicios y pueda escudarse en paraísos fiscales o sus empresas subcontratadas exploten a sus trabajadores para reducir costes al máximo. El problema es que el sistema lo permita.

En el caso de estos gigantes como el buscador Google, Amazon o Starbucks ocurre algo similar. Los políticos británicos han decidido sentar en una comisión parlamentaria a los responsables de estas empresas para que den cuentas de sus estrategias fiscales, para tratar de ponerlos en evidencia, tal y como nos contaba en su día Onésimo. Unas estrategias que, por ejemplo, han permitido a la compañía de comercio electrónico superar los 7.000 millones de libras de facturación, mientras los impuestos de sociedades abonados no superan los 2,3 millones.

¿Es escandaloso? Por supuesto. ¿Perjudica al común de las empresas que no están en igualdad de condiciones al pagar religiosamente sus impuestos? Absolutamente. Pero, ¿de quién es la principal culpa? ¿De la empresa que utiliza, de manera poco ética, los agujeros legales del sistema para maximizar sus beneficios? ¿O de esos mismos políticos que al organizar una comisión reconocen indirectamente su incapacidad para evitar con leyes y medidas estos desmanes?

No pongo en duda que en una época como la que vivimos, con los ciudadanos asfixiados por impuestos y recortes, resulta aún más indignante que esto siga ocurriendo. Y no resto ni un ápice de responsabilidad a esas empresas que, desde un punto de vista ético, no pueden ser modelo de nada. Pero, el debate debe centrarse en por qué tienen la posibilidad de hacerlo. En la incapacidad política para evitarlo Eso es lo verdaderamente vergonzante.

En El Blog Salmón | Muchas empresas multinacionales pagan pocos impuestos, ¿Deberían las grandes multinacionales pagar sus impuestos en España?, Google y Amazon darán préstamos a sus clientes: arriesgado, pero… ¿acertado?
Imagen | Scottish Government

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios