Síguenos

Grecia

La votación de anoche en el Parlamento en Grecia ha sido muy polémica, muy contestada en la calle. Las reformas que impulsan los socios europeos para las ayudas son muy duras y parece que la población no está dispuesta a asumirlas. Es por ello que quiero analizar, alejándome de los simplismos, la alternativa que tiene Grecia.

Voy a centrarme en exclusiva en Grecia, y no en las consecuencias para el resto de la UE. Vamos a estudiar el punto de vista egoísta de Grecia, nos da igual el resto del mundo, lo estamos pasando mal y ahora es momento de mirar por nuestros intereses. Y veamos cuál es la mejor alternativa para ellos.

Suspensión de pagos, no hay otra salida

La situación de Grecia es insostenible. Sin ayudas no podrían financiar su déficit y tampoco pagar los intereses de la deuda que tienen circulando. Por tanto, la alternativa a aprobar las medidas que exigen los países que prestan dinero es suspender pagos.

Si Grecia suspende pagos, en ese momento no puede emitir más deuda, nadie la compraría. Por tanto, por un lado ha dejado de pagar intereses de la deuda en circulación (lo cual es un alivio para las arcas públicas) pero por otro lado no pueden seguir financiando el déficit.

¿Qué significa no poder seguir financiando el déficit? Que el desfase entre ingresos y gastos del Estado se tiene que ajustar de forma automática. O se suben los impuestos o se bajan los gastos o las dos cosas a la vez. El problema es que estas medidas son las que piden los prestamistas ahora mismo, cerrar el déficit, pero lo piden de una forma gradual, con préstamos. Sin préstamos las medidas de ajuste serían brutalmente rápidas y dolorosas.

Moneda propia: adiós al euro

Suspender pagos, normalmente, lleva a una rápida recuperación, después del dolor inicial. Pero esto ocurre en países con una moneda propia. La moneda se desploma, la economía se vuelve mas competitiva (debido a una reducción de los salarios cara al exterior) y hay recuperación. Además siempre está la posibilidad de que el Banco Central preste al Estado para financiar el déficit mientras ocurre el ajuste. Hay inflación que deja las deudas reducidas a cenizas, a pesar de los efectos negativos para la población.

Sin embargo Grecia no tiene moneda. El Banco Central Europeo no le va a prestar dinero si suspende pagos. Grecia, al suspender pagos, debe salirse rápidamente del euro y volver a tener su moneda propia. Esto es muy complicado.

Por ejemplo, la moneda en circulación sería prácticamente imposible de cambiar, la gente no querría desprenderse de sus euros contantes y sonantes y cambiarlos a una nueva moneda que se está desplomando. Las deudas que están emitidas en euros (por bancos, por ejemplo) serían una gran carga. Posiblemente el sistema bancario se colapsaría de inmediato sin un banco central que acuda al rescate.

Y además existe el riesgo de que la economía siga funcionando en euros, con un mercado negro (debido al control de capitales que se impondría), cosa que se ha visto antes en otros países (sobretodo con influencia del dólar) pero no antes en un país como Grecia.

Caos por todas partes

Si los recortes aprobados ayer son duros, no quiero imaginar lo que sería la alternativa. Ajuste rápido y duro, nueva moneda que nadie quiere, controles de capitales, sistema financiero hundido, caos por todas partes. Sería una salida muy dura.

La alternativa de los recortes aprobados no es ni mucho menos fácil, están en una situación límite, pero creo que racionalizando es la mejor alternativa. Recordemos que se está negociando una quiebra controlada, va haber bancos Europeos que asuman pérdidas, que asuman el impago. La ayuda es real, no se puede simplificar diciendo que se está exprimiendo a Grecia hasta que no puedan más.

Conclusión

Me parece que la decisión que han tomado la noche pasada en Grecia es la menos mala. Se puede hacer un análisis paralelo de quién tiene la culpa de haber llegado a esta situación, políticos griegos, políticos europeos, instituciones, etc. Pero ahora hay que ser pragmáticos, decidir cómo salir de la situación actual. ¿Qué es lo mejor para Grecia? Por muy duro que sea, la vía de aceptar las imposiciones del exterior es la mejor, en estos momentos.

En El Blog Salmón | La BCE está entorpeciendo el acuerdo entre Grecia y los bancos
Imagen | Alun Sal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

44 comentarios