HSBC y el lucrativo negocio del lavado de dinero

Sigue a

HSBC

Así como anunciamos los escándalos de la Tasa Libor que comentábamos ayer, y que culminaron con una simple multa de mil millones de dólares, tambien dimos cuenta de los onerosos beneficios del banco HSBC con el lavado de dinero. Pues bien, esta semana el banco británico HSBC, el más grande de Europa, llegó a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos y pagará a ese gobierno la cifra récord de 1.900 millones de dólares para detener la investigación que involucra a este banco con el lavado de dinero. Con este hecho, el HSBC se convierte en gran protagonista de los escándalos que salpican a la banca mundial, que este año no sólo ha dado cuenta de su fraudulento esquema ponzi sino también de la manipulación de las tasas interbancarias Libor y Tibor que les han permitido obtener jugosas ganancias en la opacidad de su actividad criminal.

El HSBC ha sido acusado por Estados Unidos de haber hecho posible el lavado de dinero de los carteles de la droga mexicanos y de haber manejado fondos de países sancionados por Washington, como Irán, Siria y Arabia Saudita, tal como anticipamos en este post. Desde enero de 2009, los reguladores estadounidenses han estado tratando de tomar duras medidas contra los bancos que hayan posibilitado el lavado dinero de la droga, el terrorismo y el tráfico de armas o diamantes, por el daño que estas actividades infligen a la economía real.

El lavado de dinero es una práctica mediante la cual se ocultan procedimientos ilegales a fin de que los fondos no puedan relacionarse con los delitos que les dieron origen. El británico HSBC admitió que sus controles fueron insuficientes y se disculpó. Y eso bastó para que las autoridades obviaran el detalle de más de 20 mil millones de dólares de dinero negro con una multa de 1.900 millones de dólares. Menos del 10 por ciento de los fondos ilícitos. Y nadie ha sido detenido por este gran asalto de hombres de cuello blanco. Aunque a un pobre contribuyente le pueden dar cinco años de cárcel por robar una gallina. HSBC tardó cinco años en cerrar la cuenta de uno de los principales carteles de la droga en México, y siguió lucrando en todo el período sin escatimar ni un solo dólar.

Disfrazando el origen del dinero ilícito

El lavado de dinero es una acusación grave y lo correcto era cerrar el banco. Pero esto habría sido visto como una medida peor y humillante dado que no podría haber seguido haciendo negocios dentro del pais. Además que la ley de secreto bancario lo favorece dado que no están obligados a investigar el origen de los fondos de sus ahorrantes. Este es un tema importante que la propia desregulación financiera ha fomentado, al permitir atraer depósitos vinculados a actividades ilícitas, sin cerciorarse de su origen. El auge de los mercados financieros globales hace que el lavado de dinero sea más fácil que nunca. Los países con leyes de secreto bancario están conectados directamente a los países con leyes de informes bancarios, por lo que es posible depositar anónimamente dinero “sucio” en un país y luego trasladarlo a cualquier otro país para su uso.

El lavado de dinero ocurre en casi todos los países del mundo, y un esquema típico involucra la transferencia de dinero a varios países con el fin de ocultar sus orígenes. El objetivo de los lavadores de dinero es disfrazar el origen del dinero obtenido en actividades ilegales para hacerlo aparecer en fuentes directamente jurídicas. De lo contrario, no podrá utilizar el dinero, ya que los conectaría a la actividad criminal. Por eso el lavado de dinero es un problema global masivo que involucra también a los paraísos fiscales.

El lavado de dinero permite a los grupos de blanqueo inyectar miles de millones de dólares de dinero negro en la corriente del comercio y los negocios, corrompiendo a las instituciones financieras y sus funcionarios. Sin embargo, por la complejidad que encierran estas operaciones, la magnitud exacta del lavado de dinero resulta ser muy discutida y compleja de obtener.

En 1996, el FMI llegó a la vaga estimación que el blanqueo de dinero llega al 2,5 por ciento de la economía mundial, es decir 1,5 billones de dólares. Pero muchos investigadores sugieren que esta actividad llega a los 4 billones de dólares, y que está muy concentrada en el hemisferio norte y principalmente en Europa y Estados Unidos. Sólo Estados Unidos es responsable del 46 por ciento del lavado de dinero en el mundo.

En los últimos años, los bancos han estado implicados en una serie de grandes escándalos de lavado de dinero. Uno de estos bancos involucrados con sede en Miami fue el Wachovia Bank, que admitió su responsabilidad el año 2009 en transferir 420 mil millones de dólares a titulares de cuentas sospechosos de estar involucrados en el blanqueo de dinero proveniente de la droga. Parte de estos fondos se han empleado en la compra de aeronaves utilizadas por las organizaciones de traficantes para el contrabando de más de 22 toneladas de cocaína.

Las acusaciones para los bancos resultan irrisorias y hablan del total desprecio que los organismos de justicia tienen por la economía real. Wachovia Bank apenas fue multado en 160 millones de dólares pese a confirmarse ganancias por 12.300 millones de dólares. El Banco de Nueva York también fue multado con la cantidad irrisoria de 38 millones de dólares en multas tras una investigación de seis años en las que se confirmó sus nexos con las mafias de Rusia, Italia e Irán. El banco admitió que no había una vigilancia adecuada y “aceptó la responsabilidad por su conducta criminal”. Eso bastó para limpiar su imagen.

En El Blog Salmón | Lavado de dinero de droga y terrorismo ensombrece al mayor banco del Reino Unido, Banco suizo UBS pagará multa de mil millones de dólares por manipular la tasa Libor
Imagen | Roy Hughes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios