Compartir
Publicidad

Olvidemos Grecia, el crack bursátil de China es más grande

Olvidemos Grecia, el crack bursátil de China es más grande
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

China ha sufrido uno de los mayores cracks bursátiles de la historia. El mercado llegó a experimentar una caída del 30% en cuestión de tres semanas, se ha llegado a pasar de 5.166 a 3.700 puntos en el mercado de Shanghai. Actualmente la situación parece más estabilizada gracias a la intervención pública, que ha desplegado el músculo financiero en los mercados.

Para que nos hagamos una idea de la importancia de esta caída de la bolsa China, tal vez deberíamos de compararla con Grecia. Grecia nos ha tenido en la punta del cuchillo con sus negociaciones sobre el rescate y su deuda es de aproximadamente 350.000 millones de dólares. Bien, En China en tan sólo un mes se evaporaron del mercado tres billones de dólares, ocho veces más.

La bolsa china tiene un color especial

La bolsa de Shanghai fue establecida (o restablecida) tras las reformas económicas de Deng Xiao Ping. Al principio parecían una aberración en la república popular, pero poco a poco se acabaron convirtiendo en un medio de crecimiento para las empresas y la economía que podían conseguir el capital que necesitaban. En China sucede que el mercado está poco profesionalizado, ya que muchos compradores y vendedores entran en el mercado minorista.

Hasta hace relativamente poco el mercado no estaba completamente abierto a agentes extranjeros. Existe incluso disparidad de precios dentro de las acciones de una misma empresa. No es lo mismo las acciones A (sólo para inversores chinos) que las acciones H (disponibles para inversores internacionales). Actualmente China tiene el segundo mercado de capitales más grande del mundo, por detrás de Estados Unidos si combinamos las bolsas de Shanghai, Shenzhen y Hong Kong.

Burbuja no, lo siguiente

El verano pasado hubo una explosión de nuevos inversores, según un estudio, el 67% de ellos no tiene siquiera educación secundaria. En China se lleva unos meses en los que todo el mudo consulta continuamente los precios de las acciones en los teléfonos móviles, no importa que seas un traductor o un taxista, incluso que te dedique a gestionar las relaciones con los inversores. Los smartphones hacen que cualquiera pueda operar desde cualquier sitio y en china se han lanzado a ello.

Normalmente esto suele ser una señal de que hay una burbuja. A muchos industrialistas americanos (Ford, Carnegie, JP Morgan, etc) se les ha atribuido la anécdota de que vendieron todo lo que tenían en la bolsa cuando un obrero (un taxista, un ascensorista, un limpiabotas…) les dio un consejo de bolsa diciendo que gracias a su trabajo oía muchas conversaciones.

El gobierno incluso ha fomentado la inversión en bolsa, cuando debería de haber hecho lo contrario cuando se empezó a salir de madre. En China se permite, e incentiva, la compra de acciones a crédito y el utilizar la vvivienda como colateral (como garantía). Eso es extremadamente peligroso para las finanzas personales y a nivel agregado, para el total de la economía. Especialmente cuando da la sensación de que tenemos más a personas jugándose los ahorros como lo harían en un casino que invirtiendo cuidadosamente para obtener un retorno a sus ahorros.

Para que nos hagamos una idea, cuando el índice de Shaghai alcanzó los 4.000 puntos el Price per Earnings Ratio medio de la bolsa China sea de alrededor de 70 a 1, mientras que la media mundal es de 18,5 a 1. El valor de las acciones A ha llegado a duplicar el de las acciones H de Hong-Kong, de la misma empresa. Hay historias familias que han dejado su trabajo para ser day traders en la bolsa, usando fondos prestados o incluso hipotecas sobre sus casas.

Llega el primo de zumosol

Por supuesto el mercado chino tiene su primo de zumosol y es el gobierno chino, uno con una situación financiera bastante buena por un lado y con pánico de perder la imagen ante sus ciudadanos. Las medidas tomadas por el gobierno chino para estabilizar el mercado han sido las siguientes:

  • Bajada de los tipos de interés
  • Moratoria temporal de seis meses a las nuevas salidas a bolsa/li>
  • Prohibición de la venta de acciones por parte de los directivos de las mismas y aquellos accionistas que tengan un 5% o más de la empresa
  • Creación de un fondo de establización bursátil de 19.300 millones de dólares, que ha ordenado a los brokers a comprar acciones.

Es decir, el estado quiere dejar claro lo que muchos decían en nuestra burbuja inmobiliaria sobre la bajada de los precios “el gobierno no lo permitirá”. Quieren demostrar que tienen los recursos y la voluntad para lidiar con la situación.

Porque adicionalmente el gobierno chino ha puesto en marcha un fondo de estabilización de 483.000 millones de dólares llamado China Securities Finance Corp (CSF). CSF podría llegar a tomar prestado hasta tres billones de dólares para intervenir en el mercado. Este primo de zumosol no es el cachitas de gimnasio de los anuncios de la primera mitad de los años 90 sino que está dispuesto a tomarse cuantos esteroides hagan falta para convertirse en Blanka de Stret Fighter.

No obstante, por el camino muchos ahorradores de clase media han visto sus ahorros irse por el sumidero. Por ese motivo el gobierno Chino ha actuado, en el fondo no creen en la mano invisible de Adam Smith y se están volviendo atrás en términos de liberalización de mercados. Algo que quizás sea interesante tener en cuenta para el futuro. Porque si vamos a invertir en el mercado chino, no estaremos invirtiendo en empresas que serán mejores o peores según sus beneficios o pérdidas, sino en la capacidad del gobierno chino de mantener arriba las cotizaciones.

No obstante, hay que reconocerle al gobierno chino que han acertado en la medida, si quieres mantener las cotizaciones del mercado arriba, lo único que necesitas es dinero para comprar cuantas acciones sean necesarias.

Eso sí, mientras esto sucede vamos a empezar a notarlo en la economía mundial. En Australia ya están teniendo miedo sobre lo que le puede suceder a sus exportaciones a su primer cliente. Pero Australia no es el socio más importante, sólo uno de lo más cercanos.

En El Blog Salmón | China en aterrizaje forzoso: caen importaciones, exportaciones, PIB y precios y La sorpresa de China como número uno

Vía | The Guardian, WSJ, Bloomberg (en ingles)

Más información | Expansión, Business Insider (en inglés)

Imagen | Suvcon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos