Compartir
Publicidad

Operando en Forex: Estrategia de doble cero

Operando en Forex: Estrategia de doble cero
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras haber analizado prácticamente todos los aspectos que uno debe tener en consideración a la hora de operar en Forex, vamos a ir desgranando una a una diversas estrategias de operativa que son usadas con frecuencia por muchos traders en el mercado.

La primera de ellas consiste en la conocida estrategia de doble cero, que tiene como elemento central de su concepción aquellas zonas en las que el precio se encuentra en números redondos o cuya terminación finaliza con un doble cero (1,1200, por ejemplo).

Estos precios son reconocidos universalmente como niveles psicológicos, y representan una oportunidad similar, o incluso mayor, a cualquier otro soporte o resistencia que la propia estructura de mercado pueda insinuar. De algún modo, las zonas con dobles ceros suelen presentar una importante actividad de órdenes en el mercado, y eso puede ser aprovechado adecuadamente con una estrategia diseñada para ello.

También es cierto que esta estrategia es fundamentalmente intradiaria, pues su objetivo es el aprovechamiento de las reacciones del precio al paso por una zona muy concreta, y generalmente los movimientos que un trader puede aprovechar serán en la mayoría de casos movimientos a corto plazo.

Cómo funciona la estrategia del doble cero

Doble Cero Forex

La idea principal de esta estrategia consiste en esperar un rebote importante de la tendencia principal del precio al alcanzar éste el nivel de doble cero, sin mayor complicación que esa. Puesto que en esas zonas, como se ha comentado, habrá una mayor actividad de órdenes, es conveniente trabajar con un stop loss lo suficientemente holgado como para no quedarse fuera de mercado con una operación perdedora ante cualquier movimiento impulsivo del mercado.

Si además, resulta que en la zona del doble cero confluyen otros indicadores o estrategia que favorecen la toma de la posición que la estrategia de doble cero determina, las probabilidades de éxito aumentan considerablemente. Como del mismo modo es más relevante la zona si hablamos de triples o cuádruples ceros (1,1000 o 1,0000).

En el gráfico del ejemplo podemos comprobar como el EURUSD se acercó en clara tendencia alcista a la zona del 1,0900, en la que efectivamente rebotó contra la tendencia principal moviéndose a la baja hasta el 1,0875 aproximadamente. Lo que supone un movimiento de 25 pips, cuando el precio apenas siguió ascendiendo (en contra a nuestra posición siguiendo la estrategia de doble cero) unos 12 pips.

Por lo tanto, con un ratio beneficio/riesgo algo superior a 2 (ganancia de 25 con un riesgo asumido de 12) hubiera sido considerada una buena operación aprovechando la llegada del EURUSD a la zona psicológica del doble cero ubicada en el 1,0900.

Las zonas de doble cero también deben ser tenidas muy en cuenta a la hora de considerar nuestras zonas de recogida de beneficios parciales o totales, puesto que en el caso de estar en una operación ganadora no será conveniente exponerse a un movimiento en contra de nuestra operación.

Más en El Blog Salmón | Operando en Forex

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos