Compartir
Publicidad

Operando en Forex: Técnicas de gestión monetaria (breakeven, cierre parcial y trailing stop)

Operando en Forex: Técnicas de gestión monetaria (breakeven, cierre parcial y trailing stop)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tanto o más importante que saber entrar bien en una operación y saber salir bien es ser capaz de gestionar adecuadamente el transcurso de la misma. No todo se reduce a entrar en el punto adecuado y salir en el óptimo, sino que hay una serie de técnicas que nos ayudan a sacar el máximo partido de la operación en el “durante” y que todo trader debe conocer.

En concreto, en el artículo de hoy veremos tres técnicas muy básicas y habituales de gestión monetaria durante el transcurso de una operación que nos ayudarán a asegurar nuestras ganancias si la operación resulta positiva para nosotros: el breakeven, el cierre parcial de posiciones y el trailing stop.

El breakeven: por lo menos, no perder

Es frecuente la situación en la que tras un buen movimiento a nuestro favor en el que el precio recorre unos buenos pips que podrían engrosar nuestra cuenta, llega el momento en el que ese movimiento se da la vuelta, alcanza nuestro stop loss y salimos con pérdida en una operación que podría haber sido positiva.

La técnica del breakeven consiste en, por lo menos, garantizar que una operación que se ha movido a nuestro favor no termine suponiendo una pérdida para nuestra cuenta. Eso se programa automáticamente en la mayoría de plataformas indicando el momento preciso en el que queremos que el stop loss se mueva a nuestro punto de entrada, introduciendo para ello los pips a nuestro favor que debe haber recorrido el precio para que eso suceda.

Es decir, si el precio se mueve 15 pips a nuestro favor, ordenamos a la plataforma que coloque nuestro stop loss de 10 pips "negativos" por debajo de la entrada justamente en ese precio de entrada, conocido como precio o punto de breakeven, en el que mi operación resulta neutra (en realidad, pierdo los spreads).

El cierre parcial de posiciones: asegurando beneficios

Otra estrategia que también puede seguirse para paliar la circunstancia anteriormente descrita, y que además es posible llevar a cabo en paralelo a la de breakeven, es el cierre parcial de posiciones que nos permita ir materializando beneficios en nuestra operación a medida que ésta se desarrolle a nuestro favor.

Eso se hace cerrando un porcentaje determinado de la misma a medida que el precio va alcanzando zonas que para nosotros son estratégicas por alguna razón. De este modo, si hemos entrado con 1 lote en la operación, podemos cerrar 0,5 lotes para garantizar el 50% de beneficio cuando el precio se haya movido 20 pips a nuestro favor, cerrar otros 0,3 lotes al alcanzar esa resistencia que puede detener el movimiento, y dejar los 0,2 lotes restantes en el mercado por si el precio rompiera la resistencia e iniciara un movimiento tendencial en el mismo sentido de mi operación.

Cierre Parcial De Posiciones

El trailing stop: persiguiendo el movimiento del precio con el stop

Como habrás deducido de la técnica del cierre parcial de posiciones, si bien es cierto que vamos asegurando ganancias a medida que el precio se mueve a nuestro favor, también es cierto que con esos cierres parciales vamos perdiendo fuerza en el mercado al ir diluyendo nuestra posición. Es evidente que en el ejemplo anterior, en caso de rotura de esa última resistencia, no será lo mismo estar dentro del mercado con 0,2 lotes que estar con el lote entero inicial.

Para ello existe una técnica que permite ir garantizando beneficios de una posición ganadora sin tener que renunciar a nuestra exposición inicial al mercado, es decir, manteniendo los mismos lotes con los que entramos en la operación en todo momento: el trailing stop.

La técnica del trailing stop consiste en ir moviendo nuestro stop en el sentido de la operación a medida que el precio va desarrollándose a nuestro favor. Como en los casos anteriores, esta es una técnica que también puede automatizarse en la mayoría de plataformas de trading. Simplemente hay que concretar cómo queremos perseguir al precio con nuestro stop: cada 15 pips que el precio se mueva a mi favor, subo el stop 5 pips para asegurar ese beneficio en caso de que el precio se dé la vuelta, por ejemplo.

Hay que ser consciente de que un uso demasiado ceñido al precio del trailing stop hará que en cualquier retroceso normal del precio nos salte el stop y nos veamos apeados de la operación. Es fundamental coger el pulso al par de divisas que se está operando y trabajar con un trailing stop que le dé suficiente aire al precio para desarrollar sus movimientos de pullback normales.

Más en El Blog Salmón | Operando en Forex

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio