¿Cómo me afecta la nueva indemnización de 33 días por año trabajado?

Sigue a

cola-inem


Una de las propuestas más arriesgadas de la recién horneada reforma laboral es la que se refiere a la nueva indemnización por despido de 33 días por año trabajado. Aunque el objetivo de esta modificación sea flexibilizar el mercado de trabajo para generar empleo a largo plazo, la preocupación entre los trabajadores existe. En un país con más de cinco millones de parados y en el que la precariedad laboral está a la orden del día, es normal que cualquier medida que limite los derechos de los trabajadores no sea bien acogida.

Con la nueva reforma laboral a las empresas les resultará más fácil despedir trabajadores. A partir de ahora las empresas que quieran realizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para acogerse a la indemnización mínima (20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades) no necesitarán el visto bueno de la Autoridad Laboral. Además, las causas que una empresa puede alegar para presentar un ERE se amplían a “pérdidas actuales o previstas” o una “disminución de ventas durante tres trimestres consecutivos”.

Ante este panorama, la pregunta que muchos españoles se hacen es: ¿Cómo me afecta la indemnización de 33 días? Antes de la reforma la indemnización máxima era de 45 días y con un tope de 42 mensualidades. A partir de ahora, la nueva indemnización máxima por despido será de 33 días por año trabajado, con un tope de compensación de 24 mensualidades.

Es decir, si usted comienza a trabajar para una empresa a partir de mañana durante diez años consecutivos con un sueldo de 20.000 euros anuales, la indemnización máxima a la que tendrá derecho en caso de despido será de aproximadamente 1.808 euros anuales, que multiplicado por 10 años, son 18.080 euros. De no haberse modificado la reforma laboral y haber mantenido los 45 días, su indemnización habría ascendido a 24.650 euros. Por tanto, la nueva reforma ha abaratado su despido en 6570 euros.

No se escapan de la reforma los trabajadores que ya tuvieran contrato antes de la reforma. Siguiendo el ejemplo anterior, si usted llevaba trabajando cinco años para su empresa y lo despidieran dentro de otros cinco años, los diez años totales de indemnización se dividirían en dos tramos: el primero con 45 días de indemnización, por un total de 12.352 euros aproximadamente; y el otro con con 33 días de indemnización, por unos 9.040 euros. Así, su indemnización total por diez años de fidelidad laboral ascendería a 21.392 euros.

En El Blog Salmón | Reforma laboral: las ETTs piden paso, Consejo de Ministros aprueba la reforma laboral: principales cambios que se introducen

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios