Síguenos

Gasol

He leído algunas mofas y críticas por Internet acerca de la incultura de algunos americanos que pensaban que Pau Gasol (y también Marc) eran americanos y que no entendían por qué jugaban con España. Las críticas suelen ir dirigidas a la incultura geográfica, y es cierto, pero me gustaría destacar un aspecto económico positivo sobre esta “incultura”.

La frase que mejor define es el tweet de Andrew Coob, que dice que si vive en EEUU, le pagan una empresa americana y tiene una gran casa en EEUU, ¿qué ha hecho España por él? Efectivamente, Gasol lleva viviendo y trabajando en EEUU once años y aunque ha nacido, crecido, entrenado y logrado un gran nivel en España, en EEUU ha demostrado que está a la altura de los mejores jugadores de baloncesto del mundo.

Lo que nos queda claro de estos episodios es que hay un segmento de la población de EEUU que tiene muy poca xenofobia y que considera que cualquiera que viva y triunfe en EEUU es digno de tener la nacionalidad. Tienen el caldo de cultivo adecuado para atraer el talento y hacer sentir a la gente como si estuviera en su país de origen.

No hay más que darse una vuelta por las universidades de élite de EEUU para darse cuenta de que están llenas de extranjeros ocupando los mejores puestos de investigación. En EEUU no premian a los nacionales, a las personas que han nacido allí, lo que quieren es tener a los mejores en todos los campos, y esta es una buena estrategia para seguir siendo un país puntero en todo lo que sea I+D.

En España tenemos la mala costumbre de premiar la endogamia en las universidades. Las vacantes no es que sean para personas españolas, es que normalmente son para el becario que más años ha estado en la universidad. No queremos dar las mejores posiciones a los mejores, sino a los que conocemos. Y por eso no tenemos universidades de élite.

Nuestro modelo de inmigración legal está pensado para traer a gente a trabajar en el campo y la construcción, con estructuras de contratación en origen que ahora por supuesto no funcionan, ya que el panorama laboral está como está. Pero preguntad a cualquier empresa lo difícil que es traer a un ingeniero o directivo extranjero (de fuera de UE) a trabajar aquí. En cambio en EEUU es bastante más sencillo contratar a un trabajador cualificado extranjero que a una persona sin cualificación.

Tenemos que dejar de pensar que los buenos puestos son para los españoles y que si acaso necesitamos inmigrantes es para los trabajos que nadie quiere hacer. Porque fomentar la inmigración de muy alta cualificación genera más puestos de trabajo para todos. Tener una semilla de gente cualificada permite que se generen industrias a su alrededor y esto son puestos de trabajo.

En EEUU lo tienen tan asumido que hay gente que no entiende por qué Gasol no juega en la selección de EEUU. Le consideran uno más. A nosotros nos hace gracia. Pero más allá del chiste hay unas diferencias culturales muy positivas a su favor y que deberíamos copiar.

En El Blog Salmón | La falta de trabajadores impacta la productividad
Más información | Tu Basket
Imagen | Keith Allison

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

40 comentarios