¿Qué o quien impulsa al alza el precio del oro?

Sigue a El Blog Salmón

oro

El oro llegó ayer a los 1.260 dólares la onza marcando un nuevo récord. Con la incertidumbre económica en marcha y el desplome general de los precios, es natural pensar que estamos en plena burbuja del metal precioso. Más aún cuando el oro ha triplicado su valor en los últimos cinco años. De hecho, el oro fue el mejor activo de la década pasada. Esta gráfica nos muestra una perspectiva histórica de largo plazo con el precio real del oro desde 1970 hasta hoy. Aquí podemos ver que estamos aún lejos de los precios que alcanzó el metal amarillo en 1980: hace treinta años el precio del oro superaba los 5.000 dólares actuales.

El oro siempre ha sido visto como una protección contra la caída del dólar y la inflación. Pero estos dos indicadores no son actualmente los peligros. La divisa estadounidense ha sido la gran beneficiada con la crisis y mantiene a raya al resto de las monedas. Respecto a la inflación, esta es incipiente y focalizada. Más bien hay deflación. Y con la contracción que comienza a vivirse con el plan de austeridad europeo, y la caída de China, pronto vendrá el desplome de las materias primas. Ya comenzaron las caídas del cobre, el petróleo y la plata. ¿Qué es entonces lo que mueve al alza al precio del oro?

La actual fiebre del oro ha sido impulsada por los propios gobiernos que, temerosos de la crisis global, se han convertido en compradores netos de oro. India, China y Rusia, han sido los mayores compradores de oro. Y más recientemente han entrado a acumular importantes cantidades del metal países como Filipinas o Kazajstán, según datos publicados ayer por el Consejo Mundial del Oro. Lo que lleva a estos países a acumular oro es el deseo de mantener la estabilidad de sus reservas. La fuerte volatilidad de las monedas incorpora riesgos adicionales qua algunos países no están dispuestos a correr. A diferencia de los billetes, el oro tiene un valor tangible que no depende de las políticas económicas. En este sentido el oro cumple mejor que el papel moneda la función de “depósito de valor”.

De acuerdo a los registros del Consejo Mundial del Oro, Rusia ha sido el mayor comprador de oro entre los bancos centrales durante este año. En lo que va del primer trimestre, el banco central de Rusia aumentó sus reservas de oro en 26,6 toneladas métricas o, aproximadamente, 1.200 millones de dólares al precio actual. Esto es, además de las 117,63 toneladas que Rusia acopió el año pasado.

Rusia lleva tres años aumentando sus reservas de oro en gran parte mediante la compra de su propia producción de minas domésticas. Los rusos consideran al oro un símbolo de prestigio, y también una manera de reforzar la solvencia crediticia del país. Kazajstán también ha sido uno de los mayores países compradores durante este año y cuenta con una estrategia similar a la Rusa, aunque a un nivel mucho menor. Este país compró 3,1 toneladas de oro, es decir 137 millones de dólares, durante el primer trimestre.

Después de Rusia, Filipinas ocupa el segundo lugar con la compra de 9,6 toneladas, o 424 millones de dólares. Filipinas también compra su producción doméstica como una forma de apoyar la industria local y como una cobertura contra la inflación, pero sus reservas fluctúan más que las de Rusia, porque el país a menudo vende su oro en el mercado abierto.

El caso de India se hizo bien conocido el año pasado cuando compró 200 toneladas que puso en venta el Fondo Monetario Internacional, un equivalente a 8.800 millones dólares a precios corrientes. Con esta adquisición, India multiplicó sus reservas en un 55% y junto a diversificar sus activos, reforzó la percepción de que el metal es un activo fiable y seguro.

El caso de China es un poco más enigmático. Dado que China es el mayor productor mundial del metal, compra el oro directamente a su propia minería doméstica sin que la información pueda corroborarse. El año pasado admitió haber añadido 454 toneladas, o sea un incremento del 76%, a sus reservas de oro desde 2003. Se sospecha que China podría tener la mayor cantidad de reservas en oro, tal como tiene la mayor cantidad de dólares y de bonos del Tesoro de Estados Unidos. Pero la cifra es un misterio. Este es otro aspecto que tiene mucho interés dado que China podría hundir el precio del oro en el mercado si quisiera hacerlo, liberando una cantidad importante de reservas. Tal como ocurre con el dólar, con el oro también existe ese precario equilibrio del “terror financiero”.

En El Blog Salmón | La década sombria: solo el oro salvó la plata, Precio del oro bate su propio récord: 1.100 dólares

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios