Sigue a

que es mbo/lbo


Una semana más tenemos un nuevo concepto de economía que desgranar, en ésta ocasión hablaremos de dos movimientos financieros muy relacionados con el poder accionarial llamados MBO y LBO.

Son términos algo complejos, así que vamos a intentar expresarlos en primer lugar de forma sencilla gracias a una descripción de cada uno de ellos:

  • MBO ó Managment Buy Out: se trata de la compra de una determinada empresa por parte de su equipo directivo. Es una operación que, en la gran mayoría de ocasiones, necesita el apoyo externo en forma de aporte financiero.
  • LBO ó Leveraged Buy Out: o compra con apalancamiento de activos, es un método financiero para conseguir la adquisición de otra empresa usando como financiación el valor de los activos de la misma compañía que queremos comprar.

Desde un punto de vista financiero son muchas las diferencias que plantea una compra por MBO a otra por LBO. Como podemos apreciar ya en su definición más básica, la parte diferenciadora se centra en la forma de financiación que nos pueden ayudar a conseguir realizar cada una de estas dos figuras financieras.

Para comprar por MBO tendremos que haber conseguido de forma anterior alguna ventaja competitiva interesante que nos ayude a situarnos en el punto perfecto para llevarlo a cabo. Las opciones más interesantes a la hora de conseguir realizar el MBO son:

  • Que se produzca una situación en el que un accionista mayoritario de la empresa, sobre la que queremos realizar el MBO, esté dispuesto a vender su participación en la misma. Cuanto mayor sea la participación o mayor la cantidad de accionistas que se dispongan a vender más interesante como operación para nosotros.
  • Ya que son los propios ejecutivos o directivos de la empresa los que se van a hacer cargo de comprar esas particpaciones y así quedarse con el control de la compañía, es indispensable tener un equipo de confianza, que sean capaces de arriesgar en decisiones como esta y que además sean profesaionales comprometidos con el desarrollo comercial de la misma.
  • Tener un negocio que sea rentable a medio y largo plazo, con pocos costes fijos y que se pueda raelizar un gran trabajo en los costes variables para así maximizar el beneficio de forma rápida. Conseguir una recuperación rápida de la inversión es fundamental.
  • Renovar la imagen de la marca, sin olvidar que podrían llegar a aceptar la llegada de nuevos inversores y cuanto mejor se sitúe la empresa en negocio e imagen más dinero ganarán con ella.

Si pasamos a estudiar la evolución operativa del LBO, lo primero que debemos diferenciar, es que en este tipo de apalacamiento operativo se realiza una compra de una empresa por parte de otra, es decir aquí contamos con el factor doble de la operación, mientras que en el MBO sólo se producía entre una empresa y sus directivos.

La idea del LBO es que se produzca la compra de la segunda empresa gracias a una financiación basada en el valor de los activos previamente adquiridos de la misma compañía. Es una gran ventaja ya que en muchas ocasiones el desembolso no es tan alto como en el MBO y se puede realizar sin ayuda de una mano amiga que nos aporte un gran volumen de financiación.

Las pautas más interesantes de este del LBO son:

  • Gracias a la adquisición de otra empresa o tipo de negocio podemos conseguir abrir nuestra primera empresa hacia una evolución interesante, si están relacionadas en aspectos productivos consiguiendo una rebaja de costes o si es otro mercado ampliando nuestro negocio global.
  • La deuda incurrida con la compra de la empresa desde el primer momento se financia casi completamente con el poder empresarial adquirido.
  • Si se adquirió un préstamo para pagar la compra a posteriori conseguiremos pagar los intereses a través de los flujos de efectivos de ambas compañías.
  • Por último el valor fundamental del sitema LBO, gracias al apalacamiento operativo: Mientras que el ratio de la deuda puede crecer, la porción de la acción para el financiamiento se contrae, con lo cual casi desde el primer momento de la firma de la compra de la empresa, si quisieran recomprárnosla valdría alrededor de un 25-35% el valor original pagado por nosotros.

En definitiva tanto el MBO como el LBO son dos actuaciones de tipo financiero mediante el cual se puede conseguir la adquisición directa de una empresa por caminos muy diferenciados.

Un punto a tener en cuenta en ambas situaciones, es que debemos que tener cuidado con los flujos de los fondos que tengamos para llevar a cabo estas operaciones, ya que podríamos quedarnos con una compañía a un coste demasiado caro y si haber controlado en ningún momento el riesgo de la inversión.

Evidentemente una vez conseguida cualquiera de las dos operaciones todo depende de nosotros, de la capacidad operativa y de gestión que realicemos y de las cualidades empresariales que podamos demostrar en la direcicón y gestión de la empresa para conseguir un éxito al final del camino.

Imagen | senhormario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario