¿Qué significan desaceleración, recesión, depresión y crisis?

Síguenos

Fin de los bancos

Continuamos nuestra serie de Conceptos de Economía. Si echamos un vistazo a las noticias económicas mas relevantes de los últimos días podemos ver que todo el mundo habla de crisis, recesión, desaceleración y otra serie de términos que se entremezclan en nuestras cabezas como si fueran las pisadas de los jinetes del Apocalipsis. Al final no acabamos sabiendo que es peor, si una crisis, una recesión o una desaceleración. Simplemente se trata de algo bastante malo que amenaza nuestro empleo y bienestar. Vamos a intentar aclarar un poco los términos con los que nos estamos acostumbrando a convivir día a día.

Lo primero es que tenemos que conocer el concepto de Producto Interior Bruto. Estos conceptos se refieren al comportamiento del PIB, por lo que si no sabemos lo que es el PIB, mejor que veamos de que se trata exactamente.

Una vez conocemos el PIB, sabemos que habitualmente suele crecer. Por ejemplo durante los últimos años la tasa de crecimiento del PIB ha sido superior al 2%, alcanzándose habitualmente el 3%. Pero como publicó Alejandro en los últimos meses la economía parece haberse parado. ¿Recesión, desaceleración o crisis?

Según el diccionario de la RAE, la desaceleración es la acción o efecto de desacelerar. Por tanto cuando hablamos de una desaceleración nos estamos refiriendo a una reducción del ritmo de crecimiento. Por ejemplo estamos creciendo al 3%, pero el petróleo sube de precio. La renta per capita se reduce y ese año crecemos al 2%. No se trata del fin del mundo, simplemente el crecimiento se ha ralentizado.

En cambio hablar de recesión es hablar de palabras mayores. En principio una recesión sería una reducción del Producto Interior Bruto. Es decir, la producción, la renta, la riqueza nacional, cae y perdemos poder adquisitivo. Técnicamente se considera que estamos en recesión cuando el PIB decrece tras dos trimestres de caídas consecutivas. Así que si un mes hay una caída del PIB tampoco significa el fin del mundo. Aunque debe ser una señal de alarma, puede que sólo sea un suceso puntual. Tranquilos, el cielo no se va a caer sobre nuestra cabeza. Aunque las personas que probablemente hayan quedado en paro a consecuencia de la recesión probablemente no opinen lo mismo.

De menos a más hablemos sobre la depresión. Una depresión económica entra dentro de la categoría de desastre. Se trata de una caída del 10% del PIB en un año. No es habitual que suceda, pero en ocasiones puede suceder. En este caso la destrucción de empleo puede estar casi asegurada, así como el cierre de empresas. Se trata de uno de los peores casos posibles.

Por último vamos a hablar sobre la palabra crisis. Probablemente esta sea la que tiene una definición más difusa debido a que en medios de comunicación y en la política se utiliza para casi todo. La economía está en crisis, el gobierno está en crisis, crisis de las puntocom… Una crisis económica es una situación en la que existen cambios que afectan negativamente a las variables económicas. El problema de definir esta palabra es que es muy difícil separar donde llega la palabra crisis y donde nos quedamos en problemas. En ocasiones se habla de crisis cuando se trata de sólo una desaceleración, mientras que otras ocasiones se considera que sólo se está en crisis si tenemos una recesión bastante pronunciada. Yo definiría una crisis económica como una situación grave, no sólo para el presente, sino para el futuro de la economía. De esta situación es complicado salir y la recuperación es lenta y difícil.

Más Información | Wikipedia en español y Wikipedia en inglés
En El Blog Salmón | Noticias sobre la crisis, ¿Qué es la inflación? y ¿Qué son los tipos de interés?
Imagen | conorwithonen

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios