¿Derribar viviendas sin hueco en el mercado? El caso irlandés… ¿y el español?

Sigue a El Blog Salmón

Demolición

¿Se imaginan excavadoras destruyendo algunas de esas promociones fantasmas que poblan nuestro país? ¿Es posible? No sería nada descabelado. En Irlanda, sí ha sucedido. El ‘banco malo’ creado en ese país ha demolido ya algunos de los edificios construidos y que se encuentran vacías tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. ¿Las causas? Los problemas de seguridad y la imposibilidad para sacarlas al mercado.

“Si nadie quiere vivir en ellos, entonces lo más práctico es demoler lo que hay”. Son las palabras de la ministra de vivienda irlandesa, Jan O´Sullivan, el pasado mes de julio. El caso irlandés en materia inmobiliaria tiene similitudes con el español: se construyeron 553.000 casas en una década (tiene 4,5 millones de habitantes). Las consecuencias: casi 300.000 inmuebles permanecen vacías (15% del total) y su precio ha bajado a la mitad. ¿Les suena?

Pues bien, ese banco malo irlandés, que aglutina a cerca de una de cada diez propiedades, ha decidido cortar por lo sano y ya ha tirado en las últimas semanas dos edificios: uno en Longford, en el centro de Irlanda, y otro de apartamentos a unos 100 kilómetros de Dublín. Los motivos de seguridad son los que se colocan en primer plano pero la realidad es que se tratan de viviendas que no tienen ni tendrán nunca un hueco en el mercado inmobiliario.

En España hay cientos de promociones fantasma que no han causado problemas importantes de seguridad pero que su absorción por la demanda se antoja, cuando menos, complicada. A finales de año los activos tóxicos de bancos y cajas sumaban 180.000 millones de euros (100.000 en créditos problemáticos y 85.000 en inmuebles asumidos por los impagos de los clientes).

Esos y los que se hayan sumado en todo este 2012 se incluirán en el ‘banco malo’ que el Gobierno pospuso el pasado viernes, cuyas claves aún están en el aire y que será el responsable de dar salida a esos activos. No nos equivocamos si decimos que una parte de esas viviendas no tendrán ni a corto ni a medio plazo un hueco en el mercado, por lo que no sería descabellado pensar que en España sucediera lo mismo que en Irlanda. Si así fuera, sería una imagen paradigmática de esta crisis: inmuebles construidos en una burbuja falsa, asumidos con dinero público y convertidos en escombros por ser imposible su venta.

Vía | El País
En El Blog Salmón | Banco malo, reforma en alquileres e impuestos cero: una jugada maestra, El Banco Malo: al final nos lo montan desde Europa, Por qué la burbuja inmobiliaria está en el corazón de la crisis española
Imagen | Max y Miliano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios