Compartir
Publicidad

Deutsche Bank da muestras de la solidaridad europea: liquida 70% de bonos de países periféricos

Deutsche Bank da muestras de la solidaridad europea: liquida 70% de bonos de países periféricos
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Deutsche Bank ha dado una clara muestra de la solidaridad europea al reducir, en los primeros seis meses de 2011, en un 70% su exposición a los bonos de deuda soberana de Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España. Esto nos ayuda a comprender el fuerte incremento en el costo de estos bonos de deuda soberana, que ha comenzado a escalar aceleradamente (ver gráfica para el caso italiano, y aquí para el caso griego) pese a los planes de rescate. La siguiente información fue publicada en El País:

El banco alemán Deutsche Bank ha reducido un 70% su exposición a la deuda emitida por los países de la periferia del euro como España, Portugal, Irlanda, Grecia e Italia, en los seis primeros meses del año, hasta 3.669 millones de euros, según ha informado la entidad. En concreto, el mayor banco alemán por activos ha informado que a 30 de junio su exposición neta a la deuda soberana española era de 1.070 millones de euros, un 53% menos que al finalizar 2010, mientras que recortó un 87,5% su exposición a deuda italiana, que alcanzaba los 996 millones. La entidad germana ha precisado que su exposición a deuda emitida por Grecia sumaba a 30 de junio 1.154 millones de euros, frente a los 1.601 millones al finalizar 2010.

Esto indica que mientras el costo de los bonos de deuda soberana aumenta en forma imparable, el Deutsche Bank, se deshace de estos bonos incrementando aún más la inestabilidad en los países de la periferia. La tesis del “sálvese quien pueda” parece estar dirigida por el propio Deutsche Bank, quien teme que a la larga los CDS caigan en problemas y no sean cancelados, confirmando el inminente riesgo de impago de estos países. De nada sirvió el último de los informes comandado por Dominique Strauss-Kahn, que señaló que Alemania no estaba actuando como una locomotora europea. Este dato se confirma que Alemania se ha convertido en el principal enemigo de la moneda única.

Es preciso recordar que durante los años del boom europeo, los bancos alemanes estaban felices de prestar dinero a Grecia, Portugal, Irlanda, Italia y España, países que, por un lado, lo requerían para la burbuja en marcha, como devela para el caso español el informe DRY y, por otro, por la convicción de que el bono griego era tan seguro como el bono alemán, casi, casi hermanos de sangre…

Esta hermandad fue la que durante una década llevó a los bancos alemanes y franceses a realizar jugosos préstamos a los griegos y españoles que hoy, con toda seguridad, seguirían en marcha de no producirse este choque con una fuerte crisis financiera que no estaba en los cálculos de la banca. Ahora, junto a la exigencia a estos países para asumir forzados “planes de austeridad” (que no son más que una fórmula para la devaluación interna, es decir: drásticas reducciones en los salarios y en el gasto público), los bancos alemanes se apresuren en liquidar una deuda que ven en serios problemas de pago.

Y quienes pensaban que el rescate a Grecia ofrecido por la troika del BCE, el FMI y la UE, era un rescate para reactivar al pueblo griego, se llevarán una profunda desilusión al cerciorarse de que será el propio Deutsche Bank, junto al BNP Paribas y el HSBC, quienes, bajo el pretexto de frenar la crisis de la deuda soberana, administrarán los fondos del rescate. Esto ha sido confirmado por el propio ministro de finanzas griego, como publica Bloomberg.

El plan de rescate no va a restaurar el crecimiento económico dado que es simplemente una transferencia de recursos a la gran banca europea. La zona euro, en definitiva, se enfrenta a un desafío aterrador de la deuda soberana, agravada por la dependencia de sus bancos que tienen el apoyo de sus gobiernos; y de Estados fuertemente dependientes de estos bancos. Este fenómeno está acelerando la ya incalculable transferencia de riqueza del trabajo al capital, proceso que está teniendo lugar no sólo en Europa, sino también en Estados Unidos, y que amenaza con destruir no solo el Estado de Bienestar sino a toda la clase trabajadora, es decir a toda la clase media.

Más información | El País
En El Blog Salmón | Duro informe del FMI: Alemania es la oveja negra de la Unión Europea, Unión Europea mira atónita cómo el pánico se extiende a Italia y España
Imagen | Bloomberg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos