Economías más grandes del mundo deben pagar 8 billones de dólares en 2012

Sigue a El Blog Salmón

Deuda publica venc2012

Si a la luz de esta gráfica la deuda de Italia que vence este año le parece excesiva, no se preocupe. La de Estados Unidos y Japón es siete veces mayor y no figura en esta gráfica porque la distorsiona (como se aprecia en la gráfica 2). Los datos han sido publicados por Bloomberg y dan cuenta que los países del G7 más China, India, Brasil y Rusia, deben pagar en 2012 la nada despreciable suma de 8,3 billones de dólares de los cuales 700 mil millones de dólares son sólo en intereses.

Japón es el país que lidera las obligaciones de deuda con 3 billones de dólares, seguido muy de cerca por Estados Unidos que tiene obligaciones por 2,8 billones de dólares, sin incluir los intereses. El problema no es solo el pago de estas obligaciones contraídas sino el aumento en el costo del endeudamiento que deberán enfrentar estos países con las continuas rebajas en la calificación de la deuda que han realizado Fitch, Moddy’s y S&P. Estas agencias han amenazado con nuevos recortes en la calidad de la deuda, y ni Alemania ni Francia escapan a este castigo.


Esta es la misma gráfica anterior, pero aquí se incluye a Estados Unidos y Japòn. Note la diferencia con la gráfica uno.

Deuda pública G7+4 venc 2012

Un punto a considerar nada de despreciable es que mientras a la banca se le presta dinero al 0,25% (via Reserva Federal) o 1% de interés anual (vía BCE), a los gobiernos se los castiga con un costo financiero que puede llegar al 7% como lo es para el caso italiano (ni qué hablar de Grecia que está pagando el 35%). Este elevado costo obligará a refinanciar parte importante de la deuda en momentos en que la economía mundial comienza una nueva desaceleración. Cuando una economía crece al 5% o 6% no es traumático financiar intereses del 6% o 7%. Pero cuando se crece al 1% o menos todo el crecimiento se destina al pago de intereses, lo que crea grandes problemas para el financiamiento interno.

Hasta el momento, el Banco Central Europeo se niega a prestar dinero fresco a los gobiernos y éstos deben recurrir a la triangulación que le ofrece el sistema financiero. El BCE presta a la banca privada a un interés del 1% y es la banca privada la que presta a los gobiernos al 7%. Este elemento de usura que está asociado a los prestamos y al interés compuesto es otra demostración de que para la banca creadora de la crisis, la crisis se ha convertido en un gran negocio. Como señala Bloomberg, los costos del endeudamiento para los países del G7 se incrementarán en un 39% creando fuertes presiones financieras y empujando a la deflación. Además, el estrangulamiento a la liquidez implicará que la palabra “default” o “suspensión de pagos” comenzarán a hacerse más frecuentes tanto en la banca como en los gobiernos.

En El Blog Salmón | La historia de la deuda pública global y sus consecuencias

Más información | Bloomberg

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios