El extraño caso del Dr. Cristóbal y Mr. Montoro

Sigue a El Blog Salmón

Uno de mis relatos favoritos es El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde. He leído el original y visto mil versiones, y cuando creí que nada lograría sorprenderme, me encontre con la serie británica Jekyll que os recomiendo vivamente. Exquisita. Eso si, en una nueva vuelta de tuerca una versión patria ha logrado convencerme: El extraño caso del Dr. Cristobal y Mr. Montoro.

Resulta que en el post sobre Bankia y Banesto hubo quien me acuso de escribir lo mismo que había manifestado Conde en Intereconomía. Lo más cachondo es que el propio Conde decía en un tweet que no conocía a Wahnon. Evidentemente, al que comentaba el post le confundía la noche. Pero me picó la curiosidad y me acerque por el blog del ex-presidente de Banesto, a ver que se cocía. Y me encontré con este post sobre Montoro, y sus afirmaciones a raíz del caso Banesto el 30 de diciembre del 93 en el Congreso. Extraigo las siguientes joyas:

Por otro lado, llama la atención que la ampliación de capital que Banesto realizó el verano pasado contara con todos los beneplácitos de las autoridades, incluido el de la Comisión Nacional del Mercado de Valores
En un caso como éste hay que hacer el mayor esfuerzo de clarificación posible. Hay que esclarecer, con el máximo detalle, cómo se ha llegado a generar un desequilibrio en el balance del Banco tan acusado como para motivar una acción contundente del Banco de España, porque es obvio que un agujero de tal tamaño no se engendra en poco tiempo, no aparece en pocas semanas.
Obviamente, no se puede cargar más sobre las maltrechas espaldas de las presupuestos públicos, habida cuenta de la magnitud, de la importancia excesiva de nuestro déficit presupuestario,que se ha convertido en un obstáculo infranqueable para la recuperación económica. El auténtico desafío [...] es encontrar el medio para que la financiación no suponga problemas adicionales para la maltrecha economía de los españoles.

Este debe ser el Dr. Cristóbal, que evidentemente no puede ser el mismo que Mr. Montoro, el caballero que calla como miembro de un Gobierno que pretende dar un capotazo a la investigación sobre Bankia, y que le da a la ingeniería financiera para acabar endosando a los contribuyentes la salvación de un monstruo que debe ser destruido.

Ya me imagino las excusas: que si las circunstancias no son las mismas, que si prietas las filas, que si me pagan con el oro de Moscú, que si hay que ser práctico y no un taliban ideológico, etc. Lo que queráis, pero el Dr. Cristóbal me preocupa, ya que no es la primera vez que Mr. Montoro escapa a su control. Veamos al Dr. Cristóbal en campaña electoral:

Y ahora leamos las últimas declaraciones de Mr. Montoro, donde califica el nivel de la presión fiscal en España de absurdo, justificando otra subida más de impuestos. ¿Absurdo? Estoy seguro que el Dr. Cristóbal compartiría conmigo que lo que es absurdo es señalar la presión fiscal cuando lo verdaderamente relevante es el esfuerzo fiscal.

Y ha sido acordarme de aquel post que escribí donde reflexionaba sobre la elevada tasa de esfuerzo fiscal en España y acordarme de Blanco:

A ver si no vamos a estar ante El extraño caso del Dr. Cristóbal y Mr. Montoro y de lo que se trata es de un supuesto de posesión demoniaca o extraterrestre, que va saltando de ministro en ministro (debe ser lo que llaman transversalidad, responsabilidad o pragmatismo)

¡Manifiestate!, ¡sal de ese cuerpo!

Más información | El Mundo
En El Blog Salmón | Las mentiras de Rajoy dan vergüenza ajena, Diez preguntas para juzgar la política del PP en materia de impuestos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios