Compartir
Publicidad

Las dos gráficas que explican la crisis del euro

Las dos gráficas que explican la crisis del euro
Guardar
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La actual crisis del euro se puede explicar fácilmente en estas dos gráficas. La primera muestra la relación entre los activos netos y las deudas de un conjunto de países de la eurozona, y la segunda, los saldos de cuenta corriente de los países superavitarios y los países deficitarios. Ambas gráficas muestran la existencia de un muro invisible que genera dos grandes zonas en Europa: un norte rico y un sur más pobre de lo que parece.

La primera gráfica, indica que a partir de la creación del euro, el ahorro de los países del norte (Alemania, Holanda, Austria, Bélgica, Finlandia) financió el gasto de los países del sur (Francia, Italia, España, Grecia, Irlanda, Portugal), hecho que fue facilitado por la moneda única, por la inexistencia del riesgo del tipo de cambio, y por la libre movilidad de capitales. El problema es que los ahorros del norte no fueron utilizados en el sur para financiar inversiones productivas que permitieran mejoras en la productividad y competitividad. Si se hubiesen realizado inversiones productivas, en algún momento los países del sur habrían podido aumentar sus exportaciones, nivelando así el saldo en cuenta corriente. Esta situación no se produjo, y de ella da cuenta la segunda gráfica:


Balanza CtaCte

El saldo en la cuenta corriente de los países del sur fue continuamente deficitario, lo que permite explicar la actual crisis que vive la eurozona. A nivel global, este hecho refleja los mismos desequilibrios que viven China y Estados Unidos. Tal como China se dedicó a producir, Estados Unidos se dedicó a consumir, lo que amplió los desequilibrios entre ambos países. En el caso europeo, los países del norte producían y los países del sur consumían, acción facilitada claramente por la introducción del euro en 1999 y la desaparición de los riesgos del tipo de cambio.

Los países del norte europeo pudieron aumentar sus activos y generar importantes excedentes en virtud a los continuos y crecientes déficit de los países del sur, replicando la relación entre China y Estados Unidos. Esta situación es consecuencia de la pérdida de los controles para el comercio internacional a la que contribuyó de manera tan importante el Sistema de Bretton Woods. Su extinción hace cuarenta años dio paso al origen del desorden financiero internacional, el primero de los pasos que nos sumergieron en la actual crisis global.

En El Blog Salmón | La crisis griega y el destape de los desequilibrios monetarios, El origen del desorden financiero
Vía | Natixis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos