Compartir
Publicidad

¿Realmente queremos que pensionistas como Emilio Botín no paguen sus medicinas?

¿Realmente queremos que pensionistas como Emilio Botín no paguen sus medicinas?
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad



Click aquí o sobre la tabla para ampliar
A la hora de cambiar las reglas de juego y los esquemas de pago en la sanidad pública o resto de beneficios que pueden obtener los pensionistas, siempre dejamos a un lado las rentas brutas que obtienen los titulares de una pensión o el importe elevado de las pensiones públicas. Pongámonos en casos extremos, como pueden ser “los Emilios Botín” de la sociedad. Personas jubiladas con rentas muy, muy altas, que pueden recibir una cuantiosa pensión pública y que han asegurado su retiro profesional con otras fuentes de rentas o incluso aquellos pensionistas que tienen una pensión muy superior a la inmensa mayoría de la población.

Tomando sólo como base el importe percibido por pensiones públicas, nos encontramos que en el mes de marzo, 445.200 pensionistas recibían más de 2.000 euros mensuales de pensión, un 5,5% del total de pensiones públicas contributivas. Para que nos hagamos una idea, estos pensionistas reciben desde 28.000 euros a 36.000 euros anuales (en función del prorrateo de paga extra o no). Ahora, cuando tenemos que las prestaciones máximas por desempleo no exceden los 1.400 euros y que el salario medio en España ronda los 22.500 euros ¿realmente queremos que este colectivo de pensionistas no pague nada por sus medicamentos?

El debate es complejo dado que el sistema de pensiones se basa en la solidaridad y el reparto hasta el punto que las personas que ahora reciben estas pensiones elevadas, han contribuido mucho más que el resto al sistema de la Seguridad Social. Pero también deberíamos abrir el debate de las condiciones económicas para recibir una pensión pública y la utilidad que dicho dinero representa. Ahora mismo, la pensión se recibe por el hecho de jubilación sin tener en cuenta el status económico.

Por ejemplo, una persona que reciba por otras fuentes de ingresos rentas anuales superiores a 100.000 euros ¿debe cobrar su pensión pública aún habiendo contribuido para recibirla? Un caso particular que ha caído en mis manos es el caso de una persona que recibe anualmente de alquileres por importe de unos 140.000 euros. Esta persona recibe también unos 800 euros mensuales de pensión ¿esta es la justicia social que persigue la Seguridad Social? ¿Es justo socialmente que un pensionista que recibe 1.000 euros pague 8 euros en medicinas, igual que paga el caso anterior que describo?

Como vemos, si entramos en las cuantificaciones económicas por capacidad económica y por renta real, nos podemos encontrar con la tesitura de que los “ricos” solo paguen y nada reciban ¿es eso un estado justo o injusto? Vuestro turno, que el tema tiene enjundia.

En El Blog Salmón | El copago sanitario, el tema de la semana, Los recortes también han congelado las pensiones públicas, Cómo se calcula la pensión de jubilación con la reforma de pensiones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos