Recuerdan a Merkel que no es inmune y que la primera clase del Titanic también naufragó

Sigue a El Blog Salmón

titanic.jpg



Fue el ex-ministro italiano de finanzas, Giulio Tremonti, el que comparó a Alemania con la primera clase del Titanic, para recordar a Angela Merkel que la primera clase del Titanic también naufragó junto a todo el resto de la tripulación aquella fatídica noche de 1912. Al centenario de este hecho, la anécdota no es nada trivial si consideramos que es precisamente Angela Merkel, la que está hundiendo a Europa, algo que fue expresado en julio por el ex-canciller Helmut Kohl. Y ahora que la crisis ha golpeado a Alemania con una decepcionante subasta de bonos, se hace patente que hasta con la economía de Alemania, la confianza se ha derrumbado.

Esto confirma que la situación económica de la zona euro sigue empeorando, dado que sus mandamases se han limitado a ganar tiempo, pateando una y otra vez el problema por el despeñadero, y sin agilizar las soluciones reales a la crisis. El mensaje que envió Tremonti, en una acción que desató la furia de Merkel y tras la cual apuró la caída de Berlusconi, no hacía más que plantear la metafora en la cual italianos, griegos, españoles o irlandeses están en el mismo barco con los problemas del euro. Todos estos países tienen un gran problema monetario al ser incapaces de financiar sus déficit, en una escalada que solo los hunde más en el abismo de la depresión y el estancamiento.



PMI eurozona

Prueba de ello es la caída continua de los índices de producción industrial para los países europeos, que llegó a 47.3 puntos en octubre, el nivel más bajo desde junio de 2009. Y nada hace pensar que ese índice pueda remontar dado que se ha entrado en la peligrosa espiral donde el desempleo se tornó incontrolable (se estima que para España alcanzará el 27% durante el próximo año, con casi 6 millones de desempleados).

Para comprender este descalabro solo hay que aplicar la triste aritmética de los planes de austeridad y los recortes presupuestarios, realizados con motosierra y sin ningún criterio. Han sido esos recortes los que han hundido la demanda provocando el hundimiento de la producción industrial (ver gráfica) que a su vez provocará más despidos y nuevas caídas productivas, en lo que hemos denominado la espiral de la muerte que se alimenta también de las continuas caídas en el sector privado.

El objetivo de la implantación de los caminos de austeridad, busca reducir los costes a través de los recortes salariales y el nivel de vida (la llamada “devaluación interna”), para provocar una deflación del ingreso interno. Se busca que los salarios sean fuertemente presionados a la baja para hacer más competitivos los productos de exportación, y así aumentar las exportaciones mientras se reducen las importaciones al pasar a ser más costosas en términos de precios relativos. Es decir, que por la vía de la superexplotación del trabajo se pretende revertir el déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos. Esta es la clásica receta aplicada por la doctrina más ortodoxa del pensamiento económico que no toma en cuenta el sufrimiento humano y la disparidad del ingreso que generan las clases rentistas. En otras palabras, lo que espera a Europa es algo muy parecido a la esclavitud, con la salvedad de que pensábamos que este régimen había sido abolido hace 200 años.

En El Blog Salmón | Duro informe del FMI: Alemania es la oveja negra de la Unión Europea, Así se hunde la economía mundial

Imágenes | Stinkie Pinkie, EuroStat

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios