Unión Europea mira atónita cómo el pánico se extiende a Italia y España

Síguenos

Bono cds Italia 10 yr

Con el destino de la moneda única cada vez más incierto, los líderes europeos vieron cómo ayer los mercados sacudieron nuevamente a las bolsas tumbando al piso a los principales indicadores. Italia se movió a una velocidad alarmante configurándose en el epicentro del contagio, con el agravante de que su deuda es equivalente al doble de las deudas combinadas de Grecia, Irlanda y Portugal. El rescate de la tercera economía de la eurozona es algo inalcanzable y podría gatillar el fin de la moneda única mucho antes que cualquier pronóstico.

¿Se culpará a los italianos de flojos, borrachos y corruptos como tiende a hacerse habitualmente con los griegos? ¿Se emplearán esos mismos adjetivos cuando la crisis cale a fondo en España? Como he advertido en numerosos artículos, la situación financiera es ingobernable dado que toda la estructura financiera fue abducida por el fraudulento esquema ponzi de crear dinero de la nada. Como lo he advertido, esta crisis sólo terminará cuando colapse del todo el actual sistema financiero.

La incapacidad de la UE, el BCE y el FMI para crear una estrategia común de contraataque a la crisis, ha despertado todos los miedos en los inversionistas y especuladores que ven la total e inevitable vaporización de sus capitales. Este auténtico tsunami de la crisis de crédito no hace más que conducir a un mayor desempleo y a un menor crecimiento dada la reducción de los flujos financieros que inducen los propios gobiernos con sus planes de austeridad.

El diferencial de los bonos italianos se elevó a su mayor nivel desde la creación de la moneda única, lo que desató la ola de ventas en los bancos italianos, los mayores tenedores de deuda pública. Intesa SanPaolo, el mayor banco de Italia por activos, cayó un 7,7% mientras UniCredit, el segundo banco de la península perdió 7,9%. Estos dos bancos han perdido el 30% de su valor de mercado en los últimos tres meses, al verse afectados por los altos niveles de cartera vencida.

A diferencia de los bancos alemanes y franceses, los bancos italianos tienen un apalancamiento de 18 a 1 (los bancos alemanes tienen un apalancamiento casi el doble), pero el núcleo de negocios de los bancos italianos se centra a clientes de toda la vida, un modelo que se encuentra bajo fuerte presión por la dificultad global para cumplir con los pagos.

La deuda pública italiana llega al 120% del PIB, una situación que el gobierno podría manejar perfectamente si las tasas de interés fueran bajas y si los bonos de deuda vía CDS se mantuvieran en niveles razonables. Pero (aunque es un lema que se toma a chiste por el evidente pulso nervioso de esta crisis) la avaricia de los mercados es más fuerte.

Una cosa que los humoristas económicos aún no entienden es que incluso Grecia, un país que debe aún pagar por las armas que gobiernos anteriores compraron a Francia y Alemania, podría muy bien vérselas con el pago de la deuda si los intereses de los bonos soberanos fueran de un interés reducido. Pero nada se puede hacer ante intereses que superan el 30% dado que ese crecimiento exponencial sacan a la deuda de toda ecuación real. Sólo cuando se entienda que ningún gobierno en la faz de la tierra puede darse el lujo de pagar esos intereses, las autoridades monetarias de la UE llegarán a la edad de la razón. Hasta ese momento, las fichas del dominó europeo continuarán su caída. La escalada de estas tasas usureras para Italia y España está en sus comienzos. ¿Cuanto tardará la UE y el BCE en decidirse a terminar con los CDS?

En El Blog Salmón | Crisis de deuda soberana arrastra al colapso del sistema financiero, Grecia y la deuda: comienza el desplome del dominó europeo, El efecto dominó de la deuda llega al núcleo duro de la Unión Europea

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios