Compartir
Publicidad

Grecia y la deuda: comienza el desplome del dominó europeo

Grecia y la deuda: comienza el desplome del dominó europeo
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Grecia ha tomado el camino de servidumbre anunciado en la génesis del actual modelo económico. A los fuertes recortes de los salarios públicos en educación, salud y justicia (equivalente a dos meses de sueldo), se agrega la baja de las pensiones y el retardo de la edad de jubilación. También el aumento del IVA que llegará al 25%, más impuestos específicos al tabaco, los alcoholes y la gasolina. Este auténtico “plan de shock” que el FMI impuso a los países latinoamericanos en la década de los años 80, inicia así su cruzada por Europa en lo que no será precisamente una comedia. La tragedia de Grecia es la primera ficha del dominó que cae oficialmente. Muy pronto le seguirán los otros países.

La crisis se propagará en forma inevitable y a estas alturas no hay quien la detenga. Y por una razón muy simple: estamos en manos de los especuladores. Son ellos los que gobiernan el mundo y quienes “nos gobiernan” en los papeles y en la televisión, son mera comparsa. Los especuladores ofrecieron el oro y el cielo con la droga del consumo, el crédito fácil, la propiedad, el plasma, los viajes. Ahora toca pagar la cuenta y nadie se salva. Y no crea que bastará con que pague la cerveza que se tomó de más. Tendrá que pagar toda la botillería. Así es el sistema.

El plan de ajuste programado entre la Unión Europea y el FMI para Grecia supera los 100.000 millones de euros. ¿Por qué llega a esa suma si hace una semanas Grecia necesitaba 11.000 millones de euros para refinanciar sus deudas? Incluso hasta enero Grecia sostenía que no requería de planes de ayuda dado que sus ajustes y recortes internos le permitirían normalizar sus flujos de caja. ¿Qué pasó?

Muchos de los lectores no conocen lo que son los credit default swap (derivados de incumplimiento crediticio). Adelanto que este tema está programado para el 9 de junio en la lista de los Conceptos de Economía. En todo caso, los CDS son el resumidero de la mayor estafa financiera y es la herramienta principal de los especuladores. Se trata de un instrumento que emplean sólo los grandes bancos.

Estos derivados son una forma tan sofisticada de operación financiera que le aseguran al gran apostador una ganancia cuantiosa ante todo evento. De partida (y aunque no lo crea) el CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, nunca llevaba un maletín cargado de dólares cuando contrataba un paquete de CDS. Lo hacía todo por teléfono, o vía mail, ya que era el dueño del banco. De esta forma le resultaba muy fácil, por ejemplo, apostar 1.000 millones de dólares en la mañana, a que el euro llegaría a los 0,71 dólares. Y en caso de que el euro se desplomara y llegara a los 0,83 dólares, se aseguraba con un CDS a los 0,78 dólares, obteniendo siempre una posición ventajosa que podía significar 50 millones de dólares diarios. Es decir, ganaba ante un aumento importante del euro con respecto al dólar, y también ante un aumento del dólar con respecto al euro. Esta misma operación la realizan cada día con la tasas de interés del rendimientos de los bonos, lo que permite un aumento infinito de la deuda. Es lo que ocurrió con Islandia y Grecia, Y que ahora viene para Portugal, Italia y España.

Como puede ver, se trata de un verdadero robo. Por eso a principios de marzo la UE propuso prohibir los CDS para atajar la especulación. Y a dos meses de ello no ha habido ningún avance, porque son ellos, los grandes bancos, aquellos “demasiado grandes para caer”, y de los que hablé en el post de ayer) los que dominan el mercado, un mercado que cada día se hace más esclavizado. De nada sirvió que Papandreu señalara la necesidad de poner la pistola cargada sobre la mesa para detener a los especuladores. Son la pandemia que nos tiene viviendo la burbuja de los derivados. Y la Unión Europea no tuvo la fuerza ni el coraje para enfrentarlos.

Si se trata de comprender por qué tanto nerviosismo bursátil y a título de qué abultar tanto las cifras, le sugiero la lectura de ¿Por qué se rescató a los grandes bancos?. Los problemas de la banca privada se convierten en un problema público durante una crisis porque hay innumerables garantías estatales y acuerdos globales en el mundo interconectado. Pero además hay deuda. Y mucha deuda. En los próximos meses se deben pagar 5 billones de dólares (US$5.000.000.000.000).Y mire quien tiene la mayor tajada. Sólo Estados Unidos debe cubrir 2,25 billones de dólares. Por eso en este post advertí de los peligros que aguardan a la economía mundial para los próximos meses, que lejos de ir atenuándose se agudizarán. La caída de Grecia sólo es la primera ficha del dominó europeo.

En El Blog Salmón | La UE estudia prohibir los CDS, Rendida Grecia, Portugal será el próximo objetivo de los especuladores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio