Compartir
Publicidad

Booquo: servicio de suscripción de libros digitales, complicado negocio

Booquo: servicio de suscripción de libros digitales, complicado negocio
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay veces que hay que agradecer a las empresas que intenten atacar un negocio desde una perspectiva diferente, pero también criticarlas porque esa no es el enfoque adecuado. Y siguiendo esta línea voy a explicar por qué pienso que la estrategia de Booquo para el libro digital es novedosa, arriesgada, fresca pero a la vez inútil.

Booquo pertenece al Círculo de lectores y ha decidido lanzar su plataforma de libros digitales de una forma distinta a sus competidores. Primero, lo hace a base de aplicaciones (PC, Android, dispositivos Apple) y sin un lector propio al estilo Kindle. Segundo, en lugar de centrarse en vender libros, lo hace en un servicio de suscripción (una especie de tarifa plana limitada a parte del catálogo). Pagas 10 euros al mes y lees todo lo que quieras (dentro del catálogo reservado a este servicio).

Esta no me parece la mejor estrategia por dos motivos. La primera, falta el dispositivo adecuado para leer libros, que es un dispositivo de tinta electrónica, como el Kindle. Leer ahí es muy agradable, experiencia muy simular al papel. Leer en ordenador, móvil o tablet no es lo mismo. Cansa más la vista y además está repleto de interrupciones (correos, twitter, etc.). Leer es una experiencia de desconexión y no veo adecuado un dispositivo genérico. Sin embargo esta no es mi mayor crítica, de hecho es fácilmente subsanable y reconozco que hay un mercado para este tipo de software ya que incluso Amazon tiene su aplicación de Kindle para otros dispositivos.

El problema que le veo es el aspecto económico. Esta tarifa plana va dirigida a gente que lee mucho, y eso no es el público mayoritario. Si lees más de un libro al mes, y además siempre novedades, puede salir ventajoso. Si no es así, sale demasiado caro. Además, si un mes no vas a leer, por lo que sea, tienes que asegurarte de terminar de leerte el libro que tienes antes del principio del mes en blanco, ya que si dejas de pagar dejas de poder leer.

Las tarifas planas gustan a la gente, es cierto, y por eso Booquo ataca por ahí. Pero realmente funcionan cuando los contenidos son masivos. Un usuario puede escuchar cientos de canciones en un mes o ver decenas de películas o capítulos de series. Además el consumo es limitado en el tiempo. Ahí sí funcionan bien las tarifas planas. Pero los libros tienen un consumo de más horas y puede llevar un mes leer uno perfectamente. O menos. O más. Realmente nunca se sabe, mientras que las canciones, películas o series sí.

Enhorabuena a Booquo por sacar un producto novedoso, por intentar enganchar a clientes fijos, en darle un toque nuevo al sector. Pero personalmente creo que fracasará. Espero equivocarme.

ACTUALIZACIÓN: Parece ser que la tarifa plana no es tal, ya que sólo contempla un catálogo reducido. Para acceder al resto del catálogo (novedades) hay que pagar aparte o como mucho leer uno al mes. Es decir, es aún más desfavorable para el posible cliente. Más detalles en Xataka

En Xataka On | Círculo de Lectores lanza Booquo, un Spotify para libros electrónicos
En El Blog Salmón | eBooks en España: por fin una estrategia acertada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos