Síguenos

Montoro

Decía el que fuera presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, que existen momentos en la vida de todo político en el que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios. Este gran consejo no ha sido adoptado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha ido repartiendo perlas dialécticas para la historia. Aquí recopilo cinco:

  • “Que caiga España que ya la levantaremos nosotros”. Esta lapidaria frase fue pronunciada ante la diputada Ana Oramas de Coalición Canaria en mayo de 2010, cuando el Gobierno vivía sus peores momentos ante la dura presión de los mercados. Hasta ahora no lo había admitido pero el pasado jueves en el debate de los nuevos recortes no sólo negó las palabras, sino que explicó que en ese momento “trabajaba en una alternativa”. Eso es ser un estadista, un gobernante responsable.

  • “Si no sube la recaudación estamos en riesgo de no pagar las nóminas” y “No hay dinero en las arcas públicas para pagar servicios”. La primera la pronunció el miércoles y la segunda el jueves por la mañana, ambas en el Congreso. Con todos los ojos puestos en nuestra economía, con los mercados en estado de pánico y las instituciones vigilándonos de cerca no hay nada para generar confianza que decir que las arcas están vacías. Es la única forma de que los que nos están financiando nuestra deuda sigan haciéndolo sin dudarlo ni un solo momento.

  • “Si el IVA se pagara más, no habría que subirlo tanto”. Es decir, que si él como ministro hubiera hecho bien su trabajo persiguiendo a los defraudadores no castigaría a los que sí cumplen religiosamente con sus impuestos. Se trata, directamente, del reconocimiento propio de su incompetencia en el momento más crítico para la economía española. Un claro mensaje de que el barco está en las mejores manos.

  • “No sé a lo que llaman grandes fortunas”. Justo en el momento de anunciar un nuevo varapalo para el 99% de las economías españolas, la subida del IVA, el responsable de la recaudación en nuestro país admite que no sabe realmente lo que se podría denominar gran fortuna. Habría que remitirle de nuevo la carta abierta que le escribió Remo hace unos días. Como la anterior, otra señal evidente de que el capitán sabe perfectamente lo que hace.

Son algunas de las impagables frases que acompañarán al ministro. Sin duda, generan confianza, demuestran que las finanzas y el futuro económico del país está bajo control y dejan clara la enorme responsabilidad que demuestra y su espíritu estadista. Es evidente que pasarán a la historia.

En El Blog Salmón | Montoro dimite: tu incompetencia como ministro no la tienen que pagar los españoles, El extraño caso del Dr. Cristóbal y Mr. Montoro
Imagen | PPCYL

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios