Compartir
Publicidad

Cuando los vikingos se convirtieron en héroes

Cuando los vikingos se convirtieron en héroes
Guardar
27 Comentarios
Publicidad

A lo largo de la historia el país modelo a seguir ha ido cambiando bastante, no sólo por nuestra ideología (para algunos la Gran Bretaña de Thatcher, para otros la URSS), sino también dependiendo del momento y de la economía.

Hubo una época en la que los países a seguir eran los asiáticos, Japón, Corea, Hong-Kong, Singapur.... También ha habido otra época en la que el modelo era Estados Unidos, pero hoy en día se está imponiendo un nuevo modelo a seguir, el modelo nórdico.

Las economías altamente competitivas y altamente productivas de los países escandinavos junto con su alta protección social, baja corrupción, etc son el nuevo modelo a seguir... Los países nórdicos se están convirtiendo en lo que todos queremos ser, además por mérito propio. Salvo el petróleo noruego, no disponen de ninguna ventaja especial que les pueda hacer suponer ser la nueva panacea.

Porque si los países nórdicos ofrecen fuerte protección social y buen gobierno por un lado, por otro son la panacea del libre mercado. Empresas privadas están llevando sus hospitales de Dinamarca y Noruega, en Suecia y Dinamarca las escuelas funcionan mediante cupones permitiendo a los padres elegir escuela (en Dinamarca se permite incluso pagar más). Suecia ha dejado caer a un gigante como Saab y que Volvo sea propiedad del fabricante chino Geely. En lagún momento hemos hablado de la flexiseguridad danesa.

Los vecinos del norte también triunfan en la economía global y tecnológica, no hay más que ver algunos ejemplos de sus empresas que son marcas reconocidas en todo el mundo: Angry Birds o Spotify muestran que han sido capaces de adaptarse bien al nuevo mundo.

La próxima vez que se pregunten cuál ha de ser nuestro futuro, miren a los vikingos. Ya no se dedican a saquear al resto de Europa y se han civilizado. ¿Quién quiere ser vikingo?

En El blog Salmón | Capitalismo: el ideal desconocido y Flexiseguridad, bonita palabra si no estuviese vacía. Vía | The Economist Imagen | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos