Compartir
Publicidad
Publicidad

Flexiguridad: el nuevo concepto laboral

Flexiguridad: el nuevo concepto laboral
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo algún tiempo oyendo hablar del modelo nórdico de mercado laboral, sobretodo enfocado al mercado danés, y hoy leo un reportaje muy interesante en El País sobre este tema.

En el mercado laboral, hasta la fecha había dos modelos: uno que protege los intereses del trabajador por encima de los de la empresa, con lo que las empresas se piensan mucho contratar, ya que luego deshacerse de dicho trabajador es caro; y un modelo que defiende más los intereses de la empresa, que genera más empleo pero deja a los trabajadores bastante desprotegidos. Y aquí es donde entra la flexiguridad, la tercera vía.

En Dinamarca, principalmente, se lleva este concepto laboral, que consiste en que el despido es libre, con lo que las empresas generan empleo, pero las prestaciones por desempleo son muy altas, con lo que los trabajadores no se sienten desprotegidos. Y cuando digo muy altas me refiero al 90% del sueldo que tenía en la empresa que le echó, durante 4 años y con un límite de 2.000 euros al mes.

El resultado de esta política (y de otros factores, claro está) es que en Dinamarca la tasa de paro es del 2,7%, la más baja de la UE, los sueldos son bastante altos, y el 30% de los trabajadores cambian de trabajo cada año. Es decir, por un lado es el paraíso de la flexibilidad laboral pero por otro los trabajadores se sienten protegidos.

Claro que todo tiene sus pegas. La principal es que los impuestos en Dinamarca son muy altos. Los más altos de la UE. Y no solo en la renta, hace poco hablé con un danés que me dijo que se gastó 80.000 euros en un Volkswagen Passat (y los coches sin impuestos son más baratos allí).

Y la pregunta es, ¿se podría dar dicho modelo en España? Tiene varias pegas. Primero, habría que subir los impuestos y los principales partidos no están por la labor. Segundo, habría que subir las prestaciones por desempleo y eso es poco popular, al igual que abaratar los despidos (aunque hacer las dos cosas a la vez quizá tuviera buena prensa). Y tercero, ¿realmente flexibilizaría el mercado laboral? En España el despido es relativamente barato si se contrata a jóvenes. ¿Es realmente necesario flexibilizar el mercado laboral de los trabajadores más mayores?

En fin, un debate muy interesante que está de plena actualidad en Europa y en España.

Vía | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos