Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuidado con el informe Oxfam: tiene en cuenta las deudas
Entorno

Cuidado con el informe Oxfam: tiene en cuenta las deudas

Publicidad
Publicidad

Hemos hablado por aquí del informe Oxfam sobre desigualdad con mucho detalle. El dato que más se ha comentado en los medios es que 62 personas tienen la misma riqueza que el 50% de la población mundial. Eso y que la desigualdad está creciendo. Sin embargo este informe tiene algunas paradojas interesantes.

Los números de la riqueza mundial salen de Credit Suisse, y los de los más ricos de Forbes. Independientemente de que es bastante complicado comparar riqueza entre países (no es lo mismo tener un piso de 500.000 dólares en Nueva York que en Cáceres, y no digamos la posesión de una cabra en Europa o en África) también hay un problema con los datos de Credit Suisse: son datos que tienen en cuenta la deuda.

La deuda lo cambia todo

¿Qué quiere decir esto? Pues que por ejemplo en China no hay apenas gente en el decil más bajo de riqueza pero en EEUU sí (un 7,5% de la población mundial). ¿Cómo puede ser? Muy fácil, porque en China los pobres tienen poco dinero, pero en EEUU hay mucha gente con deudas superiores a su patrimonio.

Pongamos otro ejemplo. Según el informe de Credit Suisse (y por tanto Oxfam) una persona en España que se compra un piso con todo su dinero y además con hipoteca y por tanto tiene unos gastos no recuperables (impuestos), tiene un patrimonio neto negativo (ha invertido todo su dinero en algo que vale menos). Y por tanto está en el decil más bajo de riqueza del mundo, es más pobre que un africano que no tiene nada para comer pero no debe dinero a nadie.

¿Es lógico esto? Creo que no. Está muy bien hablar de desigualdad, su crecimiento es notable en los países desarrollados. Pero los países más pobres están repuntando, hay un avance (con notables excepciones) en reducción de mortalidad infantil, disponibilidad de alimentos, personas por debajo del umbral de la pobreza, y un largo etcétera. El aumento de la desigualdad con la crisis afecta sobre todo a occidente y los métodos de cálculo de Oxfam son de dudoso criterio.

Realmente que haya 62 personas que posean la misma riqueza que la mitad de la población (y no es cierto, porque dicha riqueza está en acciones y no podrían venderlas por esa cantidad) es indiferente. Lo importante es que todo el mundo llegue a un nivel de vida suficientes. Si hay desigualdad sin pobreza entonces no es un problema. Normalmente sí hay pobreza y desigualdad y por tanto hay que poner los medios para que no ocurra y haya redistribución, pero estos ejemplos de Oxfam no me parecen relevantes.

Por cierto, según el estudio de Oxfam si un niño tiene en su hucha 5 euros es más rico que el 30% de la población mundial. No parece muy lógico.

Más información | Reuters
Imagen | @Cristianhold

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos