Síguenos

contrato

El Gobierno, a través del ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha anunciado que se aprobará una ley de servicios profesionales que suprimirá la obligatoriedad de estar colegiado para ejercer ciertas profesiones. Esto se hace para eliminar rigideces y burocracias en ciertos sectores.

La medida me parece estupenda. La UE tiene claramente reguladas las profesiones que requieren una acreditación profesional, como por ejemplo médicos, enfermeros, arquitectos, farmacéuticos y algunas más que sí que deben estar acreditadas. El gran número de acreditaciones profesionales que tenemos en España son parte de un modelo obsoleto y elitista que se debe eliminar.

Esto no quiere decir que la persona mejor preparada para escribir en un periódico no sea un periodista, o que la persona más cualificada para hacer una infraestructura de telecomunicaciones en un edificio no sea un ingeniero de telecomunicación. Pero si alguien es un buen profesional en su trabajo, aunque no tenga un título y no pague una cuota a un colegio profesional, debe poder ejercer lo que mejor sabe hacer.

Muchas veces se oye hablar del intrusismo profesional. Eso no existe. Estudiar una determinada carrera o formación profesional no debe servir para acceder a un club de élite que garantiza un trabajo a base de generar escasez. Cualquiera que tenga los conocimientos y que sea capaz de demostrarlos debe poder ejercer sin más regulaciones y burocracias que lo impidan.

Por tanto creo que la ley que se va a aprobar será buena para todo el mundo, aunque pueda haber algunos privilegiados perjudicados. Sienta las bases para una igualdad de oportunidades.

Vía | El País
En El Blog Salmón | ¿Qué son los colegios profesionales?
Imagen | Metro Centric

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios