Compartir
Publicidad

El próximo tijeretazo podría afectar al Ejército Español

El próximo tijeretazo podría afectar al Ejército Español
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Dicen que cuando el buen sastre coge la tijera, no hay prenda que se le resista. Quizás nuestro presidente, Mariano Rajoy, haya tomado buena nota de la frase y por eso se ha empeñado en no dejar ministerio alguno sin su recorte correspondiente. En esta ocasión, los rumores apuntan directamente al Ministerio de Defensa y al Ejército Español como el nuevo blanco de los ajustes.

Se habla de un documento clasificado denominado Visión 2025, que actualmente podría sobre la mesa de Pedro Morenés, ministro de Defensa. Al parecer el documento podría sentar las bases para diseñar un modelo de Fuerzas Armadas “ágiles, adaptables, sostenibles y tecnológicamente avanzadas”, o lo que es lo mismo, unas nuevas Fuerzas Armadas diseñadas a base de tijeretazos.

Se habla de una reorganización de cuarteles generales y unidades de combate y apoyo, merced a una reducción de la plantilla de la Fuerzas Armadas. El Ejército de Tierra sería el más perjudicado, ya que se vería obligado a reducir su plantilla al 50%, lo que se traduce en 10.000 militares menos; mientras tanto, el Ejército del Aire y la Armada verían sus filas reducidas en 5.000 miembros, entre ambos. El recorte afectaría también al personal civil, que se reduciría en unos 5.000 empleados.

¿A favor o en contra? Sobre este asunto se verterán opiniones para todos los gustos. Unos dirán que el ejército español se encuentra sobredimensionado para las escasas amenazas exteriores que tiene y otros defenderán que la seguridad de un país es lo primero, y más si tenemos en cuenta que la mayoría de crisis económicas en el pasado han terminado con operaciones militares en algún lugar del mundo.

Mi opinión al respecto es que el ejército actual está obsoleto y olvidado. De buena tinta puedo aseguraos que los militares españoles que viajan al extranjero en misiones de paz o guerra no cuentan con los medios necesarios para subsistir en un terreno tan hostil. Con esto no sólo me refiero al material militar de hace un par de décadas que muchos utilizan, sino a algo tan básico como la propia comida, la cual escasea y es de una calidad lamentable, hasta un punto que les obliga a pedirla a compañeros militares de otras naciones.

Quizás lo comentado sólo sea un ejemplo que para muchos quedará en anécdota, pero meter la tijera en las Fuerzas Armadas cuando actualmente ya sufren una situación bastante perjudicial en su seno interno, tal vez no sea buena idea. Cierto es que otros países han recortado sus ejércitos, pero no debemos olvidar que estos eran mucho mayores que el español y que su situación interna no era tan deplorable.

Y para muestra un botón: nuestros vecinos de Reino Unido han tenido que recurrir a personal del ejército que había sido despedido para garantizar la seguridad de los próximos Juegos Olímpicos, ya que la contrata encargada de la seguridad de los mismos no era capaz de encontrar y cualificar empleados al ritmo necesario.

Vía | El País
En El Blog Salmón | Y ahora, el ejército que se pague la comida, aunque seguimos de guerras por el mundo, A las armas para capear la crisis
Imagen | PresidenciaGVA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos