Compartir
Publicidad

A las armas para capear la crisis

A las armas para capear la crisis
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Hace tiempo que dejó de ser obligatoria la mili. Desde entonces el ejército ha tenido problemas para cubrir los puestos de soldado, ya que no eran una profesión atractiva para muchos. Supongo que eso viene de que la paga no es muy alta y es un trabajo exigente, puede implica el desplazamiento a la otra punta del país y requiere disciplina y fortaleza física.

Este problema no es único en España. En el Reino Unido por ejemplo el ejército realiza campañas de reclutamiento y tiene oficinas en el centro de algunas ciudades. En España (aunque las hay) no recuerdo haber visto ninguna oficina de reclutamiento, lo más parecido que he visto fue a dos legionarios en la plaza de un pueblo andaluz a las dos de la tarde en verano. No estoy seguro de que esa sea la mejor forma de reclutar, pero supongo que si lo hacen es porque funciona. Mejor me parecen las campañas que han emitido en televisión o la web soldados.es.

En mi opinión (formada por los militares que he conocido desde soldados a oficiales) se trata de una profesión vocacional. Pero parece que la crisis ha hecho surgir potenciales soldados de debajo de las piedras. Los desempleados han decidido alistarse. Las condiciones del empleador no han cambiado, pero sí las condiciones del mercado de trabajo. Ya hemos comentado alguna vez como el desempleo es alto y las previsiones son poco halagüeñas, parece que el ejército puede ser una solución para algunos. De hecho el ejército ha colocado el cartel de completo. Con la crisis ha sufrido un recorte de presupuesto que ha obligado a establecer en 81.000 el número de soldados.

Así que si planeabas entrar en el ejército para capear la crisis, se te han adelantado. Habrá que seguir buscando otras alternativas laborales, tal vez en el este de Europa.

Vía | Meneame Más Información | El Confidencial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos