Compartir
Publicidad

Ellos sí que cambiaron de modelo productivo: el caso de Corea del Sur

Ellos sí que cambiaron de modelo productivo: el caso de Corea del Sur
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Decir Corea del Sur ya es decir industria y alta tecnología. Es muy raro que no tengamos en casa ningún producto fabricado o diseñado en Corea del Sur. En cambio se trata de una nación relativamente pequeña, amenazada por un vecino en el norte paranoico e hipermilitarizado y que fue invadida en la segunda guerra mundial por un vecino mucho más grande, poderoso y avanzado y que hace unas décadas se trataba de uno delos países más pobres del mundo.

En España se lleva hablando desde antes del cambio de siglo de la necesidad de cambiar el modelo productivo, con especial énfasis a partir de la crisis inmobiliaria, cuando se hizo evidente. Quizás sería buena idea ver un ejemplo de cambio de modelo productivo, bastante lejos de nuestras fronteras.

Postguerra de Corea

La Guerra de Corea duró entre 1950 y 1953, finalizando con el país dividido en dos. La República Democrática de Corea en el norte y la República de Corea en el sur. Oficialmente ambos países no se reconocen y están en guerra el uno con el otro. El tener a un vecino comunista y belicoso en el norte pone al sur en una situación complicada. Es el momento de ir pensando en convertirse en una potencia industrial, o el vecino del note puede aprovechar para atacar en cualquier momento.

En realidad Corea siguió siendo un país bastante pobre. En 1960 su PIB era de 79 dólares per cápita, inferior al de algunos países del África subsahariana o al de países como Tailandia o Filipinas. Corea del Sur necesitaba la ayuda exterior para que su gente sobreviviera. A pesar de la dureza de las condiciones, los surcoreanos le daban mucha importancia a la educación, y el estado siguió invirtiendo en escuelas.

Corea contaba con las reparaciones de la guerra que les debía Japón, así como apoyo técnico de Japón y Estados Unidos, que preferían tener a un aliado en una zona dominada por la URSS y por la China de Mao. Pero eso no era suficiente para convertir a Corea en lo que es hoy en día.

El gobierno de Park Chung-hee

Pero en 1961 el general Park Chung-hee dio un golpe de estado, y puso en práctica una política económica cuyas bases se siguieron hasta prácticamente hoy en día. Una de sus primeras medidas fue la Oficina de Planificación Económica. Para financiar su crecimiento, pidieron prestados a la República Federal Alemana y enviaron trabajadores a Alemania, que para entonces estaba viviendo su milagro alemán.

La estrategia del crecimiento de Corea, se basó principalmente en aprovechar los recursos que tenía el país. No tenían recursos naturales, pero sí mucha población, por lo que era ideal para industrias intensivas en mano de obra. La fuerte conciencia de grupo ayudó a que los surcoreanos afrontaran las fuertes demandas a las que se les sometía.

Como era lógico, la industria ligera intensiva en mano de obra, como la textil (o las pelucas) empezaron a florecer. Pero el gobierno no estaba contento con esto, y empezó a invertir en industria pesada. Aquí surge la industria naval, la acera y el resto de maquinaria pesada de Corea. En 1973 empiezan a producir acero en Pohang y a pesar de haber empezado décadas más tarde que el resto de países avanzados, se acabarán convirtiendo en uno de los principales productores del mundo.

De la crisis del petróleo a la actualidad

Los logros económicos hicieron poco a poco ganar confianza a trabajadores y empresas de que era posible abordar cualquier industria que se propusieran. La primera crisis del petróleo golpeó a Corea, pero la superaron vendiendo a los países productores de petróleo. Además los surcoreanos fueron bastante ahorradores, aunque es cierto que no tenían capacidad de ahorro en 1961 (era de un 3,3%) en 1989 consiguieron tasas de ahorro superiores al 30%.

La crisis financiera asiática de 1997 empezó en Tailandia, pero también afectó a Corea del Sur, llegando a tener que requerir asistencia al FMI. Pero se aprovechó para reestructurar la economía. Los bancos quebrados se fusionaron o cerraron, las empresas reformadas para aumentar la competencia y mejorar la gestión. Un aspecto débil en el mercado interior surcoreano.

Para entonces, en parte gracias al apoyo gubernamental, las grandes empresas surcoreanas se habían lanzado a desarrollar y producir elementos electrónicos y automóviles. No obstante, la crisis afectó a estas industrias también. Por ejemplo Daewoo se rompió en varias empresas, dejando el fabricante de coches en manos de General Motors. Es en esta época cuando se reestructuran algunos Chaebols, convirtiendo a algunos en varias empresas independientes y se les estimula a profundizar en sus verdaderas ventajas competitivas, en vez de una empresa gigantesca que intentara fabricarlo todo.

Por último tocaba invertir en las tecnologías de la información, algo para con lo que con mucha población concentrada en un espacio pequeño Corea ofrecía ventajas. Por último la industria cultural empieza a salir de sus fronteras, como es el caso de los grupos de K-POP (siendo el ejemplo más conocido el Gangnam Style de PSY.

El lado feo de Corea

Por supuesto esto no ha hecho que la vida en Corea del Sur sea perfecta, ni mucho menos, ya que el país tiene varios problemas que no ha acabado de solucionar. Algunos ejemplos serían:

  • El poder y la fuerte posición de los Chaebols en la economía, un tanto mermado desde que fueron reformados tras la crisis financiera.
  • La fuerte presión a la que se somete a los coreanos jóvenes estudiantes, que conocen entre ellos como Hell Joseon
  • La degradación medioambiental, aunque eso no es algo exclusivo de Corea
  • Las crecientes diferencias entre ricos y pobres, especialmente ahora que el desempleo pasa a ser más alto

En el fondo, los secretos del milagro de corea del Sur se reducen a sacrificio colectivo, inversión en educación e innovación, uso de tecnología y por ultimo reformas para incrementar la competencia. No son medidas imposibles de aplicar en España o en otras muchas economías, aunque ante cualquiera de estas medidas, suele haber discrepancias e intereses en contra.

Más información | Eh.net, Nada Es Gratis

En El Blog Salmón | Educación en Corea del Sur

Imagen | Christian Ghe

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos