Compartir
Publicidad

Hablemos de chaebols

Hablemos de chaebols
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un chaebol es un conglomerado empresarial de Corea del Sur. Básicamente se trata de un conjunto de empresas que tienen una serie de negocios cada una, no necesariamente relacionados entre sí. Pero para saber lo qué es un chaebol, imaginemos la vida de un imaginario señor Lee (apellido muy habitual en Corea del Sur).

El señor Lee se despierta por la mañana en un edificio construido por Samsung C&T gracias a la alarma de su móvil Samsung. Después monta en un coche un Renault-Samsung y se dirige a través de una autopista a su trabajo en Samsung Heavy Industries (astilleros). Si algo le sucediera por el camino, está cubierto por un seguro de vida de Samsung Life. Y seguramente este fin de semana vaya a llevar a su familia al parque temático Everland, propiedad de Samsung Everland.

No obstante, que varias empresas compartan nombre, no significa que sean un chaebol, sino que pueden ser independientes, al menos en teoría; entre ellas. Por ejemplo otro señor coreano como Kim, podría despertarse en un edificio construido por Hyundai, vestirse con un traje comprado en Hyundai department stores, montarse en un Hyundai y dirigirse por una autopista construida por Hyundai a su trabajo en Hyundai Heavy Industries, los mayores astilleros del mundo. A pesar del nombre, no dejan de ser empresas independientes, aunque una vez formaron parte del mismo grupo.

Por supuesto, cualquiera me dirá que he elegido los más grandes, pudiendo echarle un vistazo por ejemplo a otro más pequeño como es Lotte. Supongamos que tenemos algo de tiempo libre en Seúl, podemos ir a un Lotte Cinema, o de compras a un Lotte Department Store. Aunque si tenemos más tiempo libre quizás podríamos ir al parque de atracciones Lotte World mientras que comemos algún dulce fabricado por Lotte Confectionery y luego cenamos en los restaurantes de comida rápida Lotteria.

Historia de los chaebols

Aunque había grandes empresas privadas en Corea desde antes de la invasión japonesa en la Segunda Guerra Mundial, los Chaebols se desarrollarán como los conocemos ahora principalmente durante la dictadura de Park Chung Hee. El general había sido formado en Tokio por el imperio japonés y quiso emular el éxito japonés en su nación, en concreto, copiando el modelo de zaibatsus que se había desarrollado en el país nipón durante la era Meji (1868 - 1912).

Los zaibatsus hoy actualizados a keiretsus desde la segunda guerra mundial son conglomerados industriales organizados alrededor de un banco. Esa es un de las diferencias entre chaebols y keiretsus, los chaebols tienen completamente prohibido ser propietarios de bancos. La otra es que si la propiedad de los keiretsu está organizada en los gestores e inversores, las de los chaebols lo está en las familias fundadoras.

Con la crisis de 1997-1998, los chaebols tuvieron que ser reorganizados. Por ejemplo es aquí cuando se tuvo que separar Hyundai en varios chaebols o cuando Daewoo Motors fue vendida a General Motors que acabó remarcando todos los vehículos como Chevrolet, llamándose hoy en día la empresa GM Korea. También se forzó a los chaebols a competir solamente en los negocios en los que tuvieran ventaja competitiva y no en todos. Estas reformas han tenido un éxito relativo, ya que los chaebols siguen dominando la economía surcoreana.

No obstante, a pesar de la crisis, los chaebols siguen siendo la estructura empresarial dominante en Corea del Sur, tanto que los surcoreanos suelen bromear que es más poderoso el presidente de Samsung que el presidente de su país. De hecho, los chaebols se han convertido en los preferidos de los graduados surcoreanos de las mejores universidades para trabajar, que ya no piensan en trabajar en banca o consultoría, sino en SK, Doosan o LG. Anteriormente era Samsung la única que conseguía reclutar a grandes cantidades de los graduados de las mejores universidades de Corea.

El futuro de los chaebols por otro lado no parece malo, una vez han sobrevivido a la crisis sus productos, especialmente los de electrónica y automóviles, se han introducido fuertemente en nuestras vidas. Queda por ver si serán capaces de competir en otros ámbitos tan bien como lo hacen en estos aspectos. También hay que tener en cuenta que tarde o temprano competidores extranjeros acabarán entrando en su mercado local. Por otro lado, es muy probable que tras décadas de expansión internacional no les afecten tanto.

En El Blog Salmón | La banda ancha en Corea: un asunto de estado, Samsung, nueva presa de las altas expectativas y Telefónica firma contratos importantes con Microsoft y Samsung Más información | Thayer Watkins @ San José State University, World Trade y Lee, Phil-Sang (2000) Economic Crisis & Chaebol Reform in Korea, Columbia Business School (PDF) Imagen | Doop Dorreijstein

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio