Los desesperados intentos del Gobierno para evitar el fiasco de la amnistía fiscal

Sigue a El Blog Salmón

Amnistía fiscal

A la desesperada. El Gobierno ve avanzar las semanas y sigue sin recoger los frutos esperados con la vergonzosa amnistía fiscal aprobada en marzo. Para evitar que se convierta en un fiasco sin precedentes, sigue intentando animar a los defraudadores poniéndoselo aún más fácil. Los intentos son desesperados.

El tiempo avanza y los resultados de una contraproducente e inútil amnistía fiscal siguen sin llegar. Los últimos datos, de los que dio cuenta Aurelio en un artículo hace unas semanas, así lo atestiguan: a finales de julio se habían ingresado sólo 52 millones de euros, lo que supone apenas un 2 % de los 2.500 millones previstos por el Ejecutivo. Si la tendencia es similar, los ingresos no alcanzarían mucho más de 150 millones. El efecto sería demoledor en las cuentas y el déficit.

Ante este fracaso evidente, el Gobierno con una mano ha firmado el decreto de una durísima subida del IVA y con la otra ha aprobado nuevas ampliaciones y aclaraciones a la amnistía para ponérselo más fácil a los defraudadores. El primer intento fue en junio, donde dio luz verde a la extensión al dinero en metálico de esta ‘regularización’. Desde esa fecha es, por tanto, suficiente con manifestar ser titular de esas cantidades con anterioridad al 31 de diciembre de 2010.

Después llegó en julio una nueva nota aclaratoria, con la que dejaban claro que los defraudadores pagarían menos, a la postre, por sacar a la luz el dinero negro. El Gobierno recordaba que, como precisa la normativa actual, sólo tributará el 10 % de lo obtenido en los últimos cuatro ejercicios fiscales. En esa misma comunicación, el departamento de Montoro accedía a mirar para otro lado y no incluir a estos contribuyentes en bases de datos para su vigilancia posterior.

Hace unos días, el Ministerio envió un nuevo documento a los asesores fiscales para aclarar la regularización del dinero negro de los fallecidos. Para ampliar más las posibilidades, se permite presentar la declaración por estos bienes a los herederos. La condición es que los bienes o derechos del difunto tenían que ser propiedad de éste antes del 31 de diciembre de 2010.

A estos intentos se une la presión a los contribuyentes ricos para que acudan a ‘limpiar’ su dinero negro en la amnistía, a través de cartas en las que se le pide información sobre bienes no declarados.

Parece que todos los intentos son pocos para lograr que funcione una amnistía fiscal vergonzosa, con la que el Gobierno demuestra su incapacidad, como lo ha hecho en otras ocasiones, para luchar contra la economía sumergida. Mientras tanto, el resto de contribuyentes ven cómo no sólo no hay ni una facilidad, sino que sufren los efectos de la reciente subida del IVA. Si se hubiera hecho en los últimos años el mismo esfuerzo por luchar contra el fraude fiscal que el que se está haciendo para que triunfe esta ‘regularización’, otro gallo nos cantaría.

En El Blog Salmón | Amnistía fiscal
Imagen | Daquella manera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios