Los detalles de la Operación Emperador y movimiento de capitales con las transferencias Hawala

Sigue a El Blog Salmón

operacion-emperador.jpg


Hace unos días, hemos visto en todos los medios de comunicación cómo se ha puesto en marcha la operación Emperador, operación policial que ha destapado una presunta red delictiva de blanqueo de dinero, evasión fiscal y otra serie de delitos que deberán ser juzgados próximamente. En todo el modus operandi de la operación presuntamente delictivas, ha salido a la luz una vía de movimiento de capitales mediante las transferencias Hawala, como mecanismos de evasión de capitales que van a salpicar a bastantes nombres importantes dentro del panorama económico nacional según el ministro de Interior, aunque la Policia opina lo contrario.

Sin entrar en el propio delito en sí, las transferencias Hawala son un mecanismo de movimiento de fondos muy antiguo, que se salta a la torera los sistemas financieros y que tienen un formato de participación bastante particular. El sistema es sencillo de entender y está bastante extendido dentro de las operaciones de financiación de negocios ilegales o movimientos de salida de dinero de países con bastantes restricciones para el movimiento de capitales. ¿cómo funciona este tipo de evasión de dinero?

Personalizando a los casos, aquí tenemos una trama empresarial que presuntamente obtiene unos flujos importantes en efectivo puesto que se dedica a comercio al por menor y que está introduciendo mercancia que no ha sido declarada en aduanas, aparte de supuestas operaciones ilegales. En este sentido, la propia trama tiene que pagar esta mercancia en China, que es el país de origen y tiene un problema financiero para realizarlo desde España. Tengamos presente, que las transferencias desde España, ingresos en efectivo y resto de operaciones de cuantía importante, están notificadas al Banco de España y a la Agencia Tributaria y si la trama no obtiene fondos de curso legal, si ingresa dinero de fuente ilegal, la inspección tributaria sería inmediata en la cuantía que hablamos.

¿Cómo se soluciona este problema? Se buscan ciudadanos que tengan fondos en terceros países, por ejemplo Suiza, Andorra, Gibraltar o cualquier territorio que tenga una legislación laxa en movimientos financieros, estos ciudadanos transfieren al país de destino, en este caso China y ellos mismos, cobran en efectivo en España.

¿El beneficio? La comisión que se cobra por este tipo de operaciones, que puede llegar a ser hasta del 20% de la cantidad gestionada, con la salvedad que la Anticorrupción y la Agencia Tributaria tienen bastante complicado demostrar este tipo de operaciones, puesto que necesitan detectar los terceros que han recibido el efectivo en España por ejemplo.

Por último un apunte, respecto toda esta trama. Recomiendo leer el artículo de Juan Rallo y las disparatadas cuentas que ha presentado El País sobre los 30.000 millones de euros de fraude fiscal, dado que no hay por donde cogerlas desde luego.

En El Blog Salmón | Fraude fiscal, blanqueo de dinero y evasión de capitales, Hawala o las transferencias opacas, Nuevo perfil de empresario chino a la vista
Imagen | edans

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios