Compartir
Publicidad

Los funcionarios se quedan sin paga de Navidad y con los derechos tocados

Los funcionarios se quedan sin paga de Navidad y con los derechos tocados
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Los rumores de los que tanto hemos hablado en los últimos días se confirman: los nuevos recortes se ceban con los funcionarios. La mañana se ha presentado cargada de novedades con un tijeretazo histórico que no dejará títere con cabeza. Uno de los colectivos más afectados, tal y como intuíamos, serán los funcionarios y empleados públicos.

Según ha anunciado hoy Mariano Rajoy, los funcionarios y altos cargos no cobrarán la paga extra de Navidad en 2012. La medida llega llena de controversia porque los empleados públicos podrían recuperar parte de dicha paga a través del fondo de pensiones a partir de 2015. Y digo “podrían” porque así lo ha manifestado nuestro Presidente, lo cual ha generado bastantes dudas al respecto que esperamos se aclaren en los próximos días.

La supresión de la paga de Navidad no es moco de pavo y supondrá una rebaja de entre el 5% y 7% en la nómina bruta anual de los funcionarios, lo que permitirá al gobierno ahorrar unos 4.000 millones de euros, que supone un 14% del gasto pendiente en sueldos públicos. Se prevé además que esta medida se aplique a altos cargos de la administración central, autonómica y local y a ella podrían (y deberían) sumarse diputados y senadores.

Los ajustes a la función pública van más allá, en un intento por parte del Ejecutivo de adaptarla a la realidad económica del momento y de esta forma asemejar condiciones con la empresa privada. El resto de novedades son las siguientes:

  • Se reducen los moscosos, días de libre disposición de los funcionarios.
  • Se rebajarán los liberados sindicales (claro mensaje a los sindicatos).
  • Se equipararán las condiciones en situación de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores del sector privado.
  • Se facilitará la movilidad de los empleados públicos (¿desaparecerá el concepto de “plaza fija”?).

A pesar de que el recorte planteado es duro, un porcentaje importante de la ciudadanía lo considera necesario. No debemos dejar en olvido nuestro sobredimensionado sector público, en el que la partida de sueldos y salarios de la Administración es una de las mayores de los presupuestos. Además, el número de empleados públicos ha crecido en nuestro país en 289.000 personas desde 2007, mientras que en el sector privado se han destruido casi tres millones de empleos.

En El Blog Salmón | Las bonificaciones a la contratación desaparecerán, buena idea, Rajoy confirma la subida del IVA al 21%, la devaluación fiscal y un tijeretazo histórico, La subida del IVA, ¿lo que antes era malo ahora es bueno?
Imagen | mafergo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos