Compartir
Publicidad

Que nos intervengan ya, por favor

Que nos intervengan ya, por favor
Guardar
81 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pensaba que ya nada podía sorprenderme en España, pero así son las sorpresas, llegan de repente y nadie se las espera. Hoy la fiscalía ha decidido archivar la causa contra el Presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, por supuestas irregularidades en sus gastos con dinero público (20 viajes a Puerto Banús en fines de semana). Lo sorprendente del tema es que se archiva porque ese cargo no tiene que justificar sus gastos. Punto y final.

La conclusión que saco de esto es que nos tienen que intervenir ya. Aunque parezca un tema menor comparado con lo que se ha visto en los últimos años, que archiven esta causa de forma express con un argumento tan pobre es causa de intervención. Con el problema que tenemos con las cuentas públicas es una auténtica vergüenza que un cargo público se gaste 5.800 euros en viajes privados y que además sea legal. Y además nadie hace nada. Por favor, que venga Merkel, nos intervenga, derribe todo nuestro sistema jurídico y ponga una copia del alemán.

En este país parece que el dinero público no es de nadie. Necesitamos una nueva cultura dentro de los puestos públicos que evite la corrupción. El caso de un alcalde con mucho dinero y poco control es bastante típico, y seguramente exista en todos los países, pero cuando llegamos a cargos tan importantes como el Presidente del Tribunal Supremo y vemos esto, y además luego resulta que es legal y que no pasa nada, es que el sistema hace aguas por todas partes.

¿Cómo puede ser que tengamos un déficit disparado, que todos los días el Estado necesite pedir dinero prestado a inversores extranjeros para financiar los gastos y haya un cargo público que tira de Visa para irse a la playa? Nos merecemos una intervención, porque ahora mismo el BCE nos presta ayuda, directa o indirectamente, para que el dinero que pedimos prestado nos salga más barato. Y nosotros nos dedicamos a tirarlo.

Pero dedicarse a tirar el dinero no es lo peor. El problema es que el asunto salta y en lugar de quitar a esa persona y reprobarla, sale indemne, en su mismo cargo. Y la institución se degrada un poco más. Y luego vendrán los salvapatrias, como en Grecia, y nos extrañaremos. De verdad, cuando veo cosas como esta pienso que lo que merecemos es la intervención, pura y dura.

Vía | El País
En El Blog Salmón | La corrupción política que no vemos, ¿Qué tipo de corrupción urbanística queremos?
Imagen | Declan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos