Compartir
Publicidad

¿A cuánto asciende la factura de la crisis?

¿A cuánto asciende la factura de la crisis?
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008, el sistema financiero se vio envuelto en un caos sistémico. Y las culpas a la Reserva Federal por no haber apuntalado a ese banco de 151 años de historia, que había sobrevivido a la guerra civil, la Gran Depresión y a dos guerras mundiales no se hicieron esperar. Por eso la Fed reaccionó de inmediato cuando la aseguradora AIG se vio en problemas y al día siguiente de dejar caer a Lehman inyectaba a AIG 85.000 millones de dólares. Los bancos centrales de Europa, Reino Unido y Japón se sumaban a la acciones de la Fed y en conjunto apuntalaban al sistema financiero con 224.000 millones de euros. La fuerza virulenta de la crisis obligó a la Reserva Federal a crear el Programa de Alivio de Activos en Problemas conocido como TARP (Troubled Asset Relief Program) que significó un gasto de 700.000 millones de dólares que el Congreso inicialmente rechazó pero que tras la intervención de Hank Paulson, aprobó en segunda instancia con 70.000 millones de dólares adicionales. ¿Qué dijo Hank Paulson para persuadir al Congreso de la necesidad si o si de los 700.000 millones de dólares?. Debió ser algo suficientemente convincente para que el Senado diera el visto bueno. Las palabras con las que Hank Paulson chantajeó al Congreso fueron ("Esto será mucho peor que la Depresión de los años 30, cuando el desempleo llegó al 25 por ciento"). Tras esas palabras los congresistas aprobaron de inmediato el rescate con el dinero público. Aquí un seguimiento a los destinos de ese dinero por New York Times.

Actuando en secreto y a espaldas de la gente

Sin embargo, esos 700.000 millones de dólares son sólo una pequeña parte de una cantidad de dinero mucho mayor que se ha invertido en apuntalar el sistema financiero de Estados Unidos. Y la mayor parte de ese dinero de los contribuyentes no ha tenido ningún escrutinio público ni ha sido discutido en el Congreso. Como señalábamos un año antes de este informa, La Reserva Federal ha actuado en el más absoluto secreto y a espaldas de la gente para rescatar a un sistema financiero fraudulento y corrupto. De acuerdo a una auditoria encargada por el Senador Bernie Sanders y realizada por la Oficina Gubernamental de Rendición de Cuentas (Government Accountability Office), se publicó este informe, en julio de 2011, que indica que Estados Unidos proporcionó más de 16 billones de dólares en préstamos secretos para rescatar a bancos y empresas de Estados Unidos y de Europa de la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión. En su página web, Bern Sandres señaló:

Como resultado de esta auditoría, ahora sabemos que la Reserva Federal proporcionó más de 16 billones de dólares en asistencia financiera total a algunas de las mayores instituciones financieras y corporaciones en los Estados Unidos y en todo el mundo...Este es un claro caso de socialismo para los ricos y de resistente individualismo para todos los demás.". Se socializan las pérdidas pero las ganancias siempre son de carácter privado.

La auditoría de los programas de préstamos de emergencia de la Reserva Federal apenas se informaron por los medios tradicionales. Pese a ser la primera auditoria en la historia de la Fed desde sus inicios en 1913. Los resultados verifican que más de 16 billones de dólares (el actual PIB de Estados Unidos o el total de la deuda pública de ese país) se asignaron a corporaciones y bancos internacionales durante los meses álgidos de la crisis financiera de 2008. Tras este auténtico escándalo que la prensa ignoró por completo seguramente al no saber lo que representan 16 billones de dólares, Sanders declaró el 21 de julio:

"Ninguna agencia del gobierno de Estados Unidos debe permitir que se rescate a un banco o sociedad extranjera sin la aprobación directa del Congreso y el presidente"

Aunque el Informe GAO no cuestiona las acciones de la Fed, sirve como un claro testimonio del nivel de catástrofe en que estaba el sistema financiero hace cinco años. Demuestra también la total impunidad con que actúa la Fed a espaldas del gobierno de su propio país para defender los intereses de la banca, que no son otros que sus dueños. De esta forma, mientras se hace hincapié en la deuda pública o el excesivo gasto en salud y educación, circulan fabulosas cantidades de dinero a espaldas de todo el mundo.

Haciendo el trabajo de Dios

Entre otras cosas la auditoría estableció que la Reserva Federal "carece de un sistema suficientemente exhaustivo para tratar casos de conflictos de interés, a pesar de que existen serios riesgos de abusos en este sentido". De hecho, la Reserva Federal también hizo el trabajo de Dios y ejecutó acciones a favor de empleados y contratistas privados a fin de que pudieran mantener sus inversiones en las mismas corporaciones e instituciones financieras que recibían préstamos de emergencia. Por ejemplo, el CEO de JP Morgan cumplía funciones en el Directorio de la Reserva Federal de Nueva York mientras su banco recibía más de 390.000 millones de dólares en ayuda financiera por parte de la Reserva Federal. Además, JP Morgan Chase actuaba como uno de los bancos de compensación para los programas de préstamos de emergencia de la Fed.

Otro hallazgo perturbador de la GAO es el que indica que el 19 de Septiembre del 2008 el señor William Dudley, presidente de la Reserva Federal de Nueva York, recibió una dispensa para permitirle conservar sus inversiones en AIG (American International Group, un líder mundial en el campo de los seguros) y GE (General Electric) mientras estas compañías recibían fondos de rescate.. Una razón por la cual la FED no obligó a Dudley a vender sus acciones, según la auditoría, fue porque tal acción podría haber creado la apariencia de un conflicto de intereses.

La investigación también reveló que la Fed tercerizaba a contratistas privados como JP Morgan, Morgan Stanley y Wells Fargo la mayoría de sus programas de préstamos de emergencia. Estas mismas firmas también recibían billones de dólares de la Fed por préstamos concedidos a tasas de interés cercanas al cero.

El detalle de los principales beneficiarios de estos préstamos, concedidos entre el 1º de Diciembre de 2007 y el 21 de Julio de 2010, es el siguiente:

Bancos beneficiados por la Fed

Todos los demás bancos recibieron $2,6 billones de dólares (US$2.639.000.000.000) Total US$16.115 billones de dólares (US$16.115.000.000.000)

En El Blog Salmón | Rescatando al capitalismo de su incendio, La Fed hizo el trabajo de Dios y rescató en secreto a megabancos y grandes corporaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos