Compartir
Publicidad

La sangría laboral en las cajas de ahorro se cifra ya en 10.000 empleos destruídos

La sangría laboral en las cajas de ahorro se cifra ya en 10.000 empleos destruídos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

 

Tras la noticia que se conoció en el día de ayer sobre la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que tras la insistencia del Banco de España, conocimos que ha decidido cerrar 120 oficinas y suprimir casi 1.000 empleos, en el marco de un ambicioso programa de reducción de costes.

Esta merma en la plantilla se ejecutará vía prejubilaciones, y también despidos, que ya han sumado en el sector de las cajas de ahorros una sangría de 10.000 empleos, y que sin atisbar su fin, se prevé que siga en aumento en la medida que se vaya consolidando la reestructuración del sistema financiero, pudiendo llegar hasta los 25.000 empleos en los próximos cuatro años.

En mi opinión, la tan importante merma que está sufriendo el empleo en el sector financiero se debe única y exclusivamente a los excesos en los que han incurrido muchas entidades, que al llegar a una situación de quiebra por su exposición desmesurada al ladrillo y al ‘apetito’ de los gestores políticos de cada circunscripción administrativa, a los que tras abandonar su cargo no se les exigen las correspondientes responsabilidades.

Este mecanismo de ajuste, que por desgracia se puede catalogar de ‘tradicional’, demuestra una vez más que cuando el sistema ‘falla’, siempre se rompe por el eslabón de la cadena más sensible y el que menos ha contribuido a la debacle del sistema. Si este es el mecanismo de ajuste establecido, creo que hay algo que no está funcionando.

Vía | Cinco días
En El Blog Salmón | Las cajas de ahorro podrían lastrar la crecuperación de la banca
Imagen | rodri_gop

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos