La tarifa plana de autónomos y la compatibilización con el paro, buenas medidas pero con matices

Síguenos

50 euros

El Gobierno de Rajoy allana el camino para que los jóvenes se lancen a emprender. A la ya anunciada tarifa plana de la Seguridad Social, con la que durante los seis primeros meses la cuota se reducirá hasta los 50 euros, se le une la compatibilización con la prestación por desempleo. Dos medidas presentadas hoy en el Debate sobre el Estado de la Nación que van en la dirección correcta. No obstante, la limitación temporal en el primer caso y la ausencia de baremos para medir hasta cuándo hace que las reticencias estén ahí.

La tarifa plana para el nuevo emprendedor o el menor de 30 años ya fue anunciada por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y comentada en estas líneas por Alejandro. Al igual que él, creo que es una de las medidas más acertadas del Ejecutivo. Pero en el anuncio de hoy, Rajoy ha reducido de forma considerable la propuesta inicial: de los 35 años que marcaba la barrera ha pasado a 30. No sólo no se plantea el baremo de los ingresos, tal y como se planteaba en este blog, si no que se limita aún más, algo que me parece un error.

La otra gran medida para el fomento del emprendimiento entre los jóvenes es la compatibilización de la prestación por desempleo con la actividad como autónomo. En este punto, esas reticencias de las que hablaba al principio se incrementan, porque el presidente no ha profundizado mucho sobre ella. No ha dicho si habrá un límite temporal o si, en cambio y como sería lógico, el baremo será económico a través de la facturación mensual. Sea como fuere, el planteamiento es muy interesante y puede resultar un acicate para iniciar nuevos proyectos.

Por otro lado, el Gobierno ha mirado también a las aulas, planteando asignaturas que fomenten el espíritu emprendedor, el trabajo en equipo y la creatividad entre los contenidos mínimos. Es cierto que toda la educación basada en la favorecer una cultura del emprendimiento es positiva. Sin embargo, no creo que el problema radique en una alarmante falta de iniciativa (es más pienso que, incluso, se está ‘vendiendo’ de manera muy frívola por parte, principalmente, de los responsables públicos), sino, más bien, en unas condiciones que no invitan a dar el salto empresarial. Es por esa razón por la que el esfuerzo fundamental no debe ir dirigido tanto a cambiar la mentalidad de los estudiantes como a allanar el camino para que éstos no vean con recelo esa opción.

Pese a las reticencias, las dos grandes medidas anunciadas hoy van en el camino correcto y creo que, al menos, eliminan algunos de los obstáculos con los que los jóvenes se topan en este país a la hora de emprender una iniciativa empresarial. Habrá que estar atentos ahora a cómo se plasma en el Boletín Oficial de España (BOE) y su letra pequeña.

En El Blog Salmón | Las cotizaciones a 50 euros, lo mejor que ha hecho el Gobierno hasta la fecha, Emprender a 50 euros; menos da una piedra
Imagen | zempt

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios