Compartir
Publicidad
Publicidad

A propósito de los especuladores y el gana-gana de la banca

A propósito de los especuladores y el gana-gana de la banca
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al parecer se hace necesario redifinir el término “especulador”, pues así como está el artículo de Onésimo, hay también apreciaciones de los lectores que son de interés y de las cuales hay que hacerse cargo. Para todos los casos, es preciso señalar aquí y ahora que ese concepto “romántico” del especulador que puede perder o ganar con sus apuestas no es aplicable en ningún caso a la situación actual.

Si Usted se considera especulador porque apuesta a que el Real Madrid ganará este fin de semana, es cosa suya. Pero puede perder el dinero, o puede multiplicarlo. En este caso, independiente de lo bien o mal que le caiga Manuel Pellegrini, las posibilidades reales son 50% y 50% (obviamente hay sesgo si el equipo rival tiene media plantilla lesionada, pero aún así). Pues bien, esto lo podemos aplicar a cualquer apuesta en la vida real. Pero esto no es especulación, al menos, no tiene nada que ver con los ataques a Grecia, y los que se preparan para Portugal. En las actuales condiciones el especulador gana cuando el mercado va al alza, y también gana cuando el mercado va a la baja. Es un gana-gana perpetuo, mientras el resto de los mortales: Usted, yo, todos los lectores, lo dueños de la empresa, el 99,5% del mundo, pierde. Por eso que la economía va en picada: estamos en manos de los especuladores.

Me parece interesante hacer esta acotación porque frente al término especulador se pretende descargar una nube de humo, como si todo aquel que inventa un negocio, crea y produce es un especulador. Hasta llega a sonar mal la palabra y muchos la asocian al “parásito”, a ese que vive a expensas de otros. Pero no tiene nada que ver. Los especuladores son hoy verdaderos profesionales, un ejército armado que gana cuando el dólar o el euro van a la baja, y también gana cuando el dólar o el euro van al alza. Comprenderá que esto no tiene nada que ver con el especulador que prima en el imaginario colectivo. Así como se perdió el romanticismo de las batallas cuerpo a cuerpo del período de Rey Arturo o Napoleón (ahora los ataques se realizan con aviones teledirigidos), así ocurre en Wall Street. Los operadores no apuestan a un producto determinado, sino a un resultado determinado sin importar lo que ocurra con el producto, que puede ser un país, su ciudad, su casa o su seguro de salud.

En Estados Unidos, los cinco mayores bancos poseen activos por el 60% del PIB. Ni siquiera el gobierno es tan poderoso (son más poderosos los banqueros que le financian las campañas y las guerras a demócratas y republicanos). Hace 20 años (1990), los activos de la banca representaban el 20% del PIB. Y hace 30 (1980), menos del 5%. Nótese el aumento del poder de la banca por los préstamos concedidos. Son los bancos (no los gobiernos) los dueños de la economía mundial. Y si la crisis ha tenido como efecto colateral una disminución de la liquidez, es lógico que los bancos se vean en aprietos. Por eso apuestan por países enteros tal como lo hacen con las carreras de caballo. Con la única diferencia que en estas apuestas los bancos siempre van a ganar por las bondades que les ofrecen los CDS.

Por eso no se extrañe que estos cinco bancos sean los que más ganan con la crisis. A este ritmo dejarán de ser dueños del 60% para pasar a ser dueños del 100% de todo: del edificio donde Usted vive, de la plaza, de la calle que transita. En un tiempo más será a los bancos y no a los gobiernos a quienes tendrá que cancelarles esos tributos que tanto dolor le causan ahora. Los señores de la foto: Robert Rubin, Alan Greenspan y Lawrence Summers, idearon la fórmula para hacer eso posible. Y los gobiernos, amparados en la idea de que el consumo hace la felicidad, compraron la idea que nos sumergió en el caos global que hoy vivimos. Grecia, Portugal, España e Italia encabezan su lista de ataques, y Usted forma parte del 99,5% que no recibe ningún beneficio de ello. Ahora sabe algo de los especuladores.

En El Blog Salmón | Rendida Grecia, Portugal será el próximo objetivo de los especuladores, Ahora son culpables los especuladores

Imagen | pixelviz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos