Síguenos

sanidad-publica-en-espana.jpg

El tema de la sanidad en la Comunidad de Madrid está de plena actualidad, ya que el presidente regional, Ignacio González, ha presentado un plan de externalización de servicios de los hospitales que cuenta con un rechazo generalizado entre los empleados del Sistema Público de Salud.

Es un tema bastante complejo más que nada por la poca fiabilidad de los datos económicos presentados por todas las partes. Pero aún así vamos a intentar hacer un análisis de lo ha sucedido y lo que pretende la Comunidad de Madrid.

Sanidad Pública, ¿necesaria?

Antes de nada, hagamos una reflexión sobre si es necesaria una Sanidad Pública. Yo estoy convencido de que, al contrario que muchos servicios públicos superfluos, es muy necesario que exista una Sanidad Pública. Primero, porque si no existe los costes de la sanidad se disparan (veamos el ejemplo de EEUU). Si no existe un sistema público, un seguro obligatorio, la gente sana tiende a irse del sistema y sólo quedan los enfermos, con lo que los costes se disparan.

Tener un sistema público y obligatorio es además, desde un punto puramente egoísta, bueno para el país, ya que hay menos enfermedades y la gente es más productiva. Si además tienen el gasto sanitario controlado hay más consumo, ya que no hay que hacer una planificación del gasto en salud.

Teniendo un sistema público también se limitan los costes de la sanidad privada, puesto que existe un competidor al que todo el mundo tiene acceso. Por eso los seguros médicos en España son relativamente baratos, accesibles a una gran parte de la población. En definitiva, todos los países desarrollados tienen algún tipo de sanidad pública y por algo es.

¿Sanidad pública implica que la prestación sea pública?

El sistema de Sanidad Pública que tenemos en España es parecido al del Reino Unido. Es decir, el Estado (o en nuestro caso, las Comunidades Autónomas) tienen enfermeros, médicos, etc. en plantilla, posee centros de salud y hospitales y ofrece un servicio directo al ciudadano.

Otros países tienen otra estrategia, como por ejemplo obligar a sus ciudadanos a contratar seguros (EEUU con la reforma sanitaria) o vas al médico que quieras y el Estado te devuelve el dinero gastado o una parte (Alemania, Francia…). Es decir, no existe un único método de ofrecer una Sanidad Pública.

¿Qué pasa en la Comunidad de Madrid?

En la Comunidad de Madrid se ha seguido un modelo algo distinto al del resto de España (en general, hay otras Comunidades que hacen algo parecido). Se han construido hospitales en los últimos años cuyos servicios eran ofrecidos por empresas privadas y la Comunidad pagaba el gasto por paciente. Ahora quieren extender este modelo a otros hospitales.

La excusa es el precio. Dicen que el servicio es más barato haciéndolo así. Los detractores de este modelo dicen que la gestión directa es más barata que con externalización. Además argumentan que nuestros costes sanitarios son más bajos que en países de nuestro entorno con modelos distintos. Esto es cierto, pero también es cierto que nuestro país, en general, es bastante barato en sanidad privada.

El problema es que no me creo ninguna cifra, ni de la Comunidad de Madrid ni de los trabajadores de la sanidad empleados por ésta. En la Comunidad de Madrid veo intereses partidistas en otorgar contratos muy suculentos a grupos afines, y los empleados de la sanidad tienen un interés evidente en no perder sus trabajos o sus condiciones laborales.

Sanidad en Madrid, gestión desastrosa

Lo que está claro es que la Sanidad en Madrid ha tenido una gestión desastrosa. Primero, se ha cambiado el modelo poco a poco, al menos en el tema hospitalario, sin mucho debate más que diciendo “así es mejor”, sin presentar números y explicar las cosas a los ciudadanos.

Segundo, y más grave, se han construido hospitales a lo loco. Como todo en España en la última década, los votos se ganaban construyendo, y en Sanidad también. El gasto sanitario es un problema de todos los países que envejecen, como el nuestro, y hay que mantener los costes controlados. Construir decenas de hospitales en pocos años no es una buena forma de controlar estos gastos, al final hay que pagar la factura.

Y ahora se vuelve a dar una vuelta de tuerca con la externalización de todos los servicios sanitarios. Si fuera decir que es más barato darle la gestión a una empresa de un servicio que nunca has prestado, bueno, lo acepto; pero ceder la gestión de algo que llevamos décadas haciendo es reconocer el fracaso de la gestión directa de un servicio por parte de los políticos.

Sanidad Pública, ¿cuál es el mejor modelo?

El mejor modelo es, desde luego, aquel que proporcione el mejor servicio al mejor precio para las arcas públicas. El modelo español tradicional, como el del Reino Unido, es famoso por los bajos costes pero también por problemas en sus servicios (listas de espera y masificación). Otros, en cambio, son más caros.

Otra posibilidad sería que el Estado pagara un seguro médico privado a todo el mundo y la negociación de precios la hiciese directamente el Estado, que tiene más capacidad para ello que los ciudadanos de forma individual. Algo así pasa con los funcionarios, que pueden elegir sanidad privada (esto es por motivos históricos, por cierto). Sin embargo si hiciéramos eso habría que vender todos los servicios sanitarios que ahora mismo tenemos en propiedad (trabajadores incluidos), lo cual tendría que hacerse muy bien para evitar problemas.

Sinceramente, no sé cuál es el mejor modelo. Lo que está claro es que en España había un modelo, y ahora cada Comunidad Autónoma busca el suyo. Y la Comunidad de Madrid está haciendo cambios fundamentales sin un debate serio sobre el asunto, lo cual me parece una barbaridad.

En El Blog Salmón | ¿Qué es la Sanidad Pública y cómo funciona?, ¿Quién tiene derecho a la sanidad pública “gratuita” en España?
Imagen | Universidad Europea de Madrid

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios