Síguenos

mitosis

Seguramente bastantes de vosotros sois seguidores de algunas series de televisión. Y no os resultará extraño ese fenómeno en el que, partiendo de un personaje o situación de la serie original, nace otra nueva (Frasier de Cheers, o Aida de Siete Vidas, por citar dos ejemplos). Pues bien, en el mundo empresarial es algo que también se da con cierta frecuencia, y a ello hemos querido dedicar nuestro post semanal de Conceptos de Economía: ¿Qué es un spin-off?

Antes de entra en materia, dos precisiones: La primera, agradecer a Cristina, una de nuestras lectoras, la sugerencia de tratar este tema. Y la otra es que siendo estos posts eminentemente didácticos, en este concreto voy a introducir algunos aspectos que se salen de lo que serían los spin-offs ortodoxos para ir también a la realidad más cercana.

¿Qué es un Spin-off?

Un Spin-off es el proceso por el cual surge una empresa de otra entidad preexistente, desgajándose de esta última. Coloquialmente, también se conoce como Spin-off a la nueva empresa resultante. El término sirve por tanto para definir unos pasos, una experiencia, así como a una empresa por el origen de la misma. Ahora bien, concretemos esta definición estableciendo una clasificación de spin-offs por dicho origen:

  • Spin-off empresarial: cuando la nueva empresa procede de otra empresa previa preexistente (incluyendo como empresas también a instituciones públicas). Históricamente han sido los mayoritarios, y seguramente los más relevantes y conocidos, apoyados desde el sector público por los CEEIs-BICs (Centros Europeos de Empresas e Innovación-Business Innovation Centres) . Son los conocidos intraemprendedores, generalmente vinculados en estos días al lanzamiento de start-ups, aunque no necesariamente sus emprendimientos han de conllevar la carga tecnológica que implica dicha etiqueta.
  • Spin-off académico: cuando procede, nace, en el seno de centros universitarios, institutos de investigación. Son los más novedosos, recientes y escaso, pero cuentan con el apoyo de la Unión Europea a través de distintas lineas y programas de apoyo. ¿Los motivos? Conseguir trasladar conocimiento de las Universidades, de la Investigación teórica a la empresa, a las aplicaciones practicas: estamos hablando de las OTRIS (Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación) y su cliente o producto final, las EBT, Empresas de Base Tecnológica

  • Muchas veces, dado el peso de las subvenciones y apoyos públicos, así como por otra parte la necesidad imperiosa de contar con la colaboración de los centros de conocimiento, el spin-off académico, universitario ha acabado siendo considerado como el único existente, tapando al empresarial, lo cual me parece una visión muy limitada, cuantitativa y cualitativamente hablando.

    Motivos para un spin-off

    Es llegado este punto donde conviene ir un poco más allá del folleto publicitario, del oficialismo, y entrar con claridad en cuales son los motivos que llevan a un spin-off, cosa que no va a resultar fácil, dado que hay múltiples, que pueden combinarse entre si o excluirse mutuamente. Sin ánimo de ser exhaustivo podemos considerar los siguientes:

    • La retención del talento: sobre este aspecto ya escribí en su momento en PyA. Se trata en esencia de no dejar escapar empleados valiosos, de convertirlos en socios en nuevos proyectos empresariales, lo que seguramente aportará un plus de compromiso.

  • Nuevos nichos de negocio: es posible que en el devenir empresarial la organización encuentre nuevas oportunidades. Y si bien en un principio se entiende que pueden desarrollarse en el seno de la empresa, llegado un momento es posible que encuentre un marco más adecuado fuera de la misma, de su cultura corporativa, de su estructura, etc.
  • Mejora de la gestión: Hay organizaciones que consideran que se gestiona mejor desde más cerca, en unidades más pequeñas. Así por ejemplo, en determinadas redes comerciales, cuando una filial de distribución alcanza un tamaño X sufre un proceso de mitosis, de separación generando dos más pequeñas.
  • Desarrollo de nuevas tecnologías surgidas de Centros de investigación: los citados spin-offs académicos.
  • Supervivencia empresarial: en procesos de crisis empresarial son frecuentes los spin-offs, a menudo dolorosos. Se desguaza la empresa intentando salvar lo salvable,teniendo lugar en ocasiones proceso de compra de parte de las mismas por los antiguos directivos o empleados (MBOs). Es uan cara triste de las spinn-offs empresariales pero que más de una vez ha salido bien para todos. En otros casos, dicho proceso de spin-off en lo que desemboca es en manos de una empresa liquidadoria o quizás en un alzamiento de bienes.
  • Planificación fiscal, mercantil o laboral: Habrá quien lo haga bien, y será absolutamente legal, y en otro casos será un fraude, pero por motivos fiscales, de consolidación de cuentas, de aplicación de convenios o de determinada normativa laboral, existen economías de opción que apuestan por la segregación empresarial. Un caso claramente pernicioso son las spin-offs creados por y para una subvención concreta.

  • Estrategia financiera: se trata de captar fondos para desarrollar una determinada unidad de negocio sin que esto suponga la entrada en la matriz. en ocasiones, ha sido frecuente en Bolsa usar el señuelo de las nuevas tecnologías, de los nuevos nichos de negocio, por parte de empresas más clásicas segregando sus filiales y sacándolas al parqué (generalmente, y por motivos que escapan al propósito de este post son objeto de calentón a corto y fiasco a largo, véase Terra).
  • Conclusiones

    El impulso de los spin-offs académicos resulta crucial. Si deseamos competir más allá del precio son parte esencial de nuestra apuesta. pero para ello, más que subvenciones y dinero público, se hace necesario el establecer un sistema claro, a la vez que flexible que permita la colaboración de dicho personal investigador y el salto del proyecto a una empresa que pueda competir en el mercado. En definitiva, hay que proseguir por el camino iniciado.

    Sin perjuicio del punto anterior, no podemos olvidar la existencia de las otras spin-offs, las empresariales, tanto las genuinas de lanzamiento de nuevas actividades, como las de carácter táctico. Las primeras deberían contar con un marco legal que las favorezca y estimule, o al menos que no las cercenen de inicio.

    Más información | OCDE, CEEI Aragón, Catedra de Emprendedores


    En El Blog Salmón | Día sale a bolsa mañana

    Imagen | euthman

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    13 comentarios