Compartir
Publicidad

¿Cómo proteger mis ahorros ante un corralito?

¿Cómo proteger mis ahorros ante un corralito?
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Parece que la caída de Bankia ha dejado entreabierta la puerta de la desconfianza y el miedo ante una hipotética salida del euro, la creación de una neopeseta o la proclamación de un corralito español. Aunque las palabras de Krugman también han hecho mucho daño, nada nos hace pensar que nuestros ahorros puedan correr peligro ante un corralito financiero. Insisto, nada debe hacernos caer en el pánico e ir corriendo al banco a por nuestros ahorros.

Sin embargo y sin intención de parecer alarmista, aunque lejos de otros tanto negacionistas de la crisis económica, creo que no estaría de más hacer un pequeño repaso a los principales medios de los que disponemos para proteger nuestros ahorros ante un hipotético corralito. Insisto en que esto no debe tomarse como un síntoma de alarma, sólo de precaución.

Si la cantidad de dinero es relativamente pequeña y pudiésemos necesitarla a corto plazo, tal vez lo más fácil sería acudir a nuestro banco, solicitar el cambio de nuestros euros a otra moneda más fuerte como puede ser el dólar o el franco suizo, llevarlo a casa y esconderlo bajo el colchón. El cambio de moneda se debe al desconocimiento sobre qué podría ocurrir con el euro fuera de nuestras fronteras.

Otra opción interesante consiste en invertir en oro, aúnque con el riesgo de que su valor sufra una caída, y más ahora que cada vez más gente está convencida de que el oro vive su particular burbuja. Además, esta opción tiene un inconveniente importante que son los costes de transacción.

Si la cantidad de dinero es más importante, otra buena opción sería abrir una cuenta en una entidad bancaria en el extranjero, como un banco alemán o uno suizo. Yo, particularmente, optaría por alguno de fuera de la Eurozona, como Suiza o Andorra, aunque en ambos casos la operación de apertura de cuenta es un tanto complicada. Según tengo entendido, para hacerlo desde España necesitamos un montante importante de dinero. La otra opción es viajar al extranjero y hacerlo allí directamente.

Una última opción que se me ocurre pasa por invertir nuestro dinero en la compra de acciones de alguna compañía estable. Esta opción es bastante sencilla y sólo necesitaremos acudir a nuestro banco de siempre y abrir una cuenta de valores. A pesar de los impuestos sobre las transacciones de renta variable o del incremento de las comisiones por compra-venta de acciones, esta opción es relativamente estable y segura si elegimos bien la empresa en la que invertir.

En El Blog Salmón | Ya nadie cree en España, ni siquiera nosotros mismos, Grecia comienza a temer un corralito

Imagen | Antonio Tajuelo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos