Japón será el primer país en intervenir por completo su banco central

Sigue a

PIB trimestral y tasa de crecimiento de Japón 1971 - 2012

¿Tendrá éxito el plan de Shinzo Abe para sacar a Japón del estancamiento económico y acabar con 20 años de deflación? Como señalé el mes pasado, Shinzo Abe quiere aplicar una total intervención del banco central de Japón (BoJ), para que abandone las metas de inflación, compre una gran cantidad en bonos de deuda pública y ponga en curso el helicóptero monetario tal como lo ha hecho Ben Bernanke al otro lado del planeta.

En este aspecto hay que destacar dos hechos cruciales para comprender porqué los bancos centrales están defasados de la realidad. Primero, estamos en una situación de trampa de liquidez y en este ámbito, las recetas de los tecnócratas no funcionan. Por eso que, guste o no, los bancos centrales se están viendo acorralados en una lucha más política que teórica y de ahí que las metas de inflación sean el principal lastre a abandonar. Como las metas de inflación han sido el principal objetivo de los bancos centrales… el desplome es en toda su estructura ontológica. Por algo desde el año 2008 pregunto: ¿Quien ganó con el control de la inflacion?.

La política monetaria no ha sido neutral dado que en su defensa de los precios y el control de la inflación generó grandes ganancias a los dueños del capital, y sobretodo al capital financiero. Con esto potenció el ciclo económico generando enormes burbujas especulativas en los períodos del auge que luego arrastraron a profundos descalabros en los períodos de descenso. Por ello que manejar sólo la tasa de interés y no tener ni siquiera noción de la cantidad de dinero que creaba la banca privada, o un mínimo conocimiento del multiplicador monetario, ha dejado a los bancos centrales en la desnudez total. Y las tasas de interés cercanas a cero dan cuenta de su total ineficacia previa al estallido de la crisis.

Recordemos que según el informe de los economistas Jaromir Bernes y Michael Kumhof para la banca de Estados Unidos, citado en este post, sólo el 5% del dinero ha sido creado por el banco central, mientras el 95% ha sido creado por los bancos privados. Esto confirma que los bancos centrales han estado muy lejos de crear la cantidad de dinero que mueve la economia dado que ésta ha sido una operación central de la banca privada.

Por eso que la política monetaria ha pasado a ser un arma política, y así lo ve Shinzo Abe, que la quiere llevar en esas tres direcciones quitando toda independencia al Banco de Japón. La declaración de “soltar las amarras de la inflación” y todo el lastre que eso conlleva, son políticas alejadas de las buenas costumbres que imperaron en las últimas tres décadas para los banqueros centrales. Y esto fue así porque la banca, en vez de hacerse más transparente, se hizo más oscura y tenebrosa con sus mercados en la sombra y el antojadizo y poco claro proceso de la creación del dinero.

Ahora Shinzo Abe reinaugura unas ideas que parecían extintas (al menos para los países avanzados), como es devolver el banco central a los gobiernos. Tras dos décadas de deflación y estancamiento por la falta de contundencia de su banco central, Japón inaugura una nueva senda que no está exenta de dificultades dado el delicado entorno que vive la economia mundial. Este experimento se arroja en todo caso sólido y contundente ante la total inexistencia de otras alternativas de política. Un liderazgo muy singular que tarde o temprano puede tener seguidores.

En El Blog Salmón | Fuerte ataque monetario promete el nuevo premier de Japón, El Banco de Japón y la cruda realidad del sistema financiero, La receta japonesa para salir de la crisis: ¿despilfarro frente a la austeridad?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios