Sigue a El Blog Salmón

leon-walras.jpg

Continuando con nuestra serie de Economistas Notables, esta semana ha llegado el turno a Leon Walras, un economista matemático, famoso por ser el fundador de una escuela de pensamiento económico que lleva por nombre el marginalismo, por su desarrollo teórico sobre el Equilibrio General Walrasiano, y por sus teorías respecto a cómo se ajustan los precios y la oferta en el mercado.

Biografía

Leon Walras nació en el seno de una familia acomodada en la localidad de Évreux (Francia) el día de navidad del año 1834, hijo de un economista, Auguste Walras, principal ‘culpable’ del interés que en él despertó la ‘Ciencia de la escasez’.

Tuvo la suerte de estudiar en los mejores colegios e institutos de la época, como en el Liceo de Douai. Antes de licenciarse en economía política fue bachiller en Letras (1851), en Ciencias (1853), e incluso comenzó el estudio de una ingeniería, estudios que acabaría abandonando para formarse en la que realmente era su pasión, la economía.

Docencia y labor investigadora

Su arranque investigador tuvo lugar en el año 1859, realizando un crítica sobre la Tésis de Proudhon, acometiendo acto seguido una importante contribución en el Congreso Tributario de la Academia Lausana, sentando los pilares de lo que sería su posterior cátedra de economía que vería la luz diez años más tarde.

Walras se presentó a varios concursos en sus inicios como investigador, entre los que destacó el de Ciencia Social de Vaud, en el que con un ensayo sobre la propiedad de la tierra y los bienes raíces, obtuvo un meritorio cuarto premio. En el año 1859 abandonó París, siendo cuando definitivamente se estableció como catedrático en economía en la Facultad de Derecho de la Academia Lausana, alcanzando por oposición la plaza de profesor en la materia de economía política justo al año siguiente, actividad que acabaría desarrollando durante veintidós años de su vida profesional, hasta el año 1892.

La llegada del economista notable de esta semana a la Academia lausana supuso un antes y un después en dicha entidad educativa, brindando varias promociones de alumnos ejemplares, y creando el germen de lo que serían las escuelas de matemáticas y economía. Como profesor, ha sido señalado de crítico y metódico, con grandes habilidades matemáticas y abstracción.

Otro de los hitos más importantes de su carrera llegó en el año 1877 con la publicación de ‘Elementos de las ciencias económicas puras’, en el  desarrolla de forma matemática su Equilibrio General Competitivo dónde analiza el equilibrio en un mercado y en varios mercados. Además de presentar su teoría de capital y su teoría de los ahorros y de los préstamos, incluyendo su teoría del dinero que trata como una forma de permitir el consumo futuro, como el ahorro. Para finalmente, analizar su teoría del mercado imperfecto y de los monopolios.

Principales obras y contribuciones a la economía

La principal de sus contribuciones fue el concepto de ‘utilidad marginal’, que desarrolló junto a otros economistas como William Jevons y Carl Menger, creando, sin haberlo pretendido, una nueva escuela de pensamiento económico a partir de ese momento, el marginalismo, y dentro de ella, fue el fundador de la Escuela marginalista de Lausanne, testigo que acabaría recogiendo su discípulo, Vilfredo Pareto. Mientras que su colegas Jevons y Menger, crearían respectivamente las escuelas de Cambridge y austriaca.

Otra de las contribuciones más importantes de Walras fueron sus análisis de Teoría de Juegos, dónde demostró las limitaciones de la curva de su compatriota Cournot, comprobando que solo tiene aplicabilidad cuando son únicamente dos bienes los que se intercambian en un mercado. De tal modo, que en sus conclusiones señalaba cómo se puede determinar la curva de oferta de un bien X a partir de la curva de demanda del bien Y.

Para ello, se apoyó en los análisis de Jean Baptiste Say, al compartir que para que un bien pueda ser disfrutado por un consumidor A, el consumidor B ha de renunciar a parte de su consumo, y por extensión, que la utilidad derivada del consumo es privada.

Adicionalmente, demostró que la demanda de un determinado bien no depende únicamente de su precio, sino que también depende del nivel de precios de los demás productos que coexisten en el mercado, así como de los costes de producción y otros factores.

Al hilo de esta cuestión, y de cara a determinar el Equilibrio General Competitivo de un sistema económico, concluyo que como guión han de equilibrarse las curvas de demanda de todos y cada uno de los bienes y servicios en cada mercado, y una vez alcanzados estos ‘equilibrios locales, se alcanzaría dicho equilibrio general. Además de concluir que un mercado específico estará en equilibrio, si todos los otros mercados también lo están.

Respecto a su producción en investigación económica, destacamos:

  • ‘De la Propriété Intellectuelle’ (la propiedad intelectual), (1859). Una de sus primeras obras, en la que Walras confeccionó un completo ensayo en el que analizaba la propiedad de la tierra, los inmuebles, el crecimiento urbano, y los bienes raíces en definitiva. Libro que fue leído no solo por economistas de la época, sino que también por políticos, siendo una de las principales referencias intelectuales de la Francia de mediados del siglo XIX.
  • Théorie Mathématique de la Richesse Sociale (teoría matemática de la riqueza social), (1883). Obra en la que realizó un amplio desarrollo matemático de las curvas de ofertas y demanda, y su particular análisis sobre el equilibrio general competitivo.

Leon Walras sigue siendo un economista actual en nuestros días. Se le atribuyó el origen de los medios de pago que hoy en día utilizamos, al afirmar que el ser humano desea el dinero como un bien, y por tanto este ha de estar accesible para la facilitación de las transacciones.

Fue considerado por Schumpeter como uno de los mejores economistas en su obra ‘Historia del análisis económico’ (1954), Walras falleció el 5 de enero del año 1910, en su retiro en la localidad suiza de Clarens.

En El Blog Salmón | ¿Qué es un óptimo de Pareto?
Imagen | Wikipedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios