Apple: la maldición de tener dinero

Sigue a

applenation

Se estima que Apple puede cerrar el año con unos 100 mil millones de dólares de tesorería. Este altísimo volumen de tesorería ha despertado los nervios en los mercados y en la alta dirección de la firma. Si estar pelado de cash es la antesala del tanatorio empresarial, ¿estar demasiado sobrado de dinero es una maldición? Posiblemente, a aquellos que no os manejéis en el mundo de los valores bursátiles os costará entenderlo. Vamos a ver si conseguimos explicarlo de un modo sencillo.

Para ello debemos partir de que estamos hablando de empresas con accionistas y directivos profesionales, es decir, no hablamos de la típica empresa familiar, aunque no necesariamente deba cotizar en bolsa. Nos referimos a empresas donde los patrimonios de los accionistas y de las sociedades en las que invierten están claramente separados, donde hay ejecutivos profesionales al frente de las mismas, etc. resumiendo, la inversión en las mismas es un asunto estrictamente financiero.

Si una empresa acumula tesorería constantemente, si se observa que ello es recurrente, que las reservas de beneficios sin distribuir son excesivas en relación con las necesidades financieras del negocio, es posible que más de un accionista exija su distribución. Su lógica es que si ese dinero no esta invertido mejor que esté en su bolsillo, que el ya sabrá que hacer con ese dinero en vez de estar ocioso en el balance de la empresa.

Frente a ello es posible que los gestores planteen opciones como las siguientes:

  • Una fuerte tesorería evitará que dependamos de las entidades financieras: sin entrar en consideraciones de arquitectura fiscal, es posible que el accionista piense que sin dicha dependencia de las entidades financieras, con dinero demasiado fácil algunos gestores asuman riesgos excesivos.
  • La tesorería no esta ociosa, le sacamos chispas en operaciones financieras: algún accionista puede objetar que él no ha invertido su dinero en un Banco o un Fondo de Inversión, que si quisiese ya lo hubiese hecho.
  • Somos una empresa en crecimiento, necesitamos nuestros recursos para crecer, dar dividendos es de empresas maduras, sin dichas expectativas (atención a este post de E. Dans): y entonces el accionista dubitativo exigirá que se materialicen dichas expectativas. Ya se sabe, el accionista, como cualquier ser humano, siempre quiere más.

¿Cuál sería vuestra opción como accionista?, ¿truco o trato?, ¿dinero cierto hoy o promesa de más dinero mañana?

Más información | Reuters
En El Blog Salmón | Apple tiene más efectivo que el gobierno americano, Apple anuncia resultados impresionantes, pero también hay sombras
Imagen | ssoosay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios