Kodak en quiebra: los grandes también sufren

Sigue a El Blog Salmón

Kodak

Kodak ha anunciado que se acoge al capítulo 11 de la ley de quiebras de EEUU, es decir, estaría en concurso de acreedores o suspensión de pagos. Puede seguir funcionando de forma normal, pero el rumbo actual no se puede mantener sin acabar en completa bancarrota.

Es algo bastante habitual y más en esta época que vivimos, de crisis y continuos cambios, pero el caso de Kodak es algo especial: es una empresa muy grande, con mucha historia, y que ha sobrevivido a algunas revoluciones tecnológicas, pero no ha sabido imponerse a la digital.

Kodak fue fundada en 1892 por George Eastman y esta empresa ha estado asociada siempre a la película, fotografía y cine. Gracias a Kodak ha habido grandes avances tecnológicos en el campo audiovisual, pero no ha sabido adaptarse a la época digital.

Cualquier empresa debe saber adaptarse. Y muchas veces los gigantes sufren por esto. Piensan que el negocio principal es uno, y que moverse de ahí no tiene sentido. Desprecian los avances en otras áreas que les pueden quitar cuota de mercado. Y pagan los errores muy caros, como se ha visto con Kodak.

Curiosamente el caso de Kodak me recuerda bastante al de IBM. Una empresa exitosa, que pasó de una década dorada en los 80 a perder 16.000 millones de dólares entre 1991 y 1994. Después de ese año logró recuperarse y volver a ser una empresa puntera, pero en el camino tuvo que dejar de fabricar PCs y hardware de consumo y centrarse en otros negocios más empresariales. Aún así sigue siendo un nombre conocido entre el gran público.

Esperemos que Kodak logre recuperarse. De momento parece que tienen planes de recortar la estructura y usar sus patentes como fuente de ingresos. Pero vivir del pasado es muy peligroso, tienen que reorientar completamente su estrategia.

Imagen | Liz Higgs
En El Blog Salmón | Kodak quiere seguir saliendo en la foto
Más información | El País

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios