Cae gobierno de Portugal por rechazo masivo a las dolorosas medidas del plan de austeridad

Síguenos

CDS_Portugal

Se veía venir desde hace tiempo y ya lo habíamos advertido hace justo un año: rendida Grecia, Portugal será el próximo objetivo de los especuladores. El rendimiento de los bonos de la deuda soberana de Portugal se encuentra en los niveles más altos de su historia (ver la gráfica, que recoge sólo los últimos tres años) y la situación financiera se hace insostenible. Tan insostenible que el gobierno del primer ministro José Sócrates debió presentar su renuncia anoche, tras el rechazo masivo que tuvo en el Parlamento luso el cuarto plan de estabilidad para llevar tranquilidad a los mercados.

El Parlamento tumbó ayer el Cuarto Programa de Estabilidad y Crecimiento que incluía las nuevas medidas de ajuste presentadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis económica. El masivo rechazo a estas dolorosas medidas ha sido la mayor derrota política del gobierno luso, demostrando que la austeridad conduce al desastre. El primer ministro José Sócrates debió renunciar de inmediato, pese a que la semana pasada había advertido que si Portugal no conseguía el respaldo a las más recientes medidas de austeridad, el país podría verse obligado a pedir un rescate financiero. Como ya hemos comentado en otros post, el problema de los rescates financieros es el costo que implica para el futuro. Mientras el Banco Central Europeo presta dinero a los bancos comerciales a tasa del 1%, para los gobiernos lo hace al 7%. El ejemplo de Grecia es uno de los más cercanos. Por eso Sócrates tras su dimisión, recordó al país que la actual crisis financiera tendrá “consecuencias gravísimas” para el país y demandará “grandes sacrificios”.

El rechazo masivo a este nuevo plan de austeridad reabrió la posibilidad de un rescate financiero por parte de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional para Portugal. Pero el momento ha sido muy inoportuno dado que se produce justo en la víspera de una nueva cumbre de la Unión Europea ideada para debatir el plan de competitividad propuesto por Alemania como condición para ampliar el Fondo de Rescate de la zona euro hasta los 500.000 millones de euros. Una vez más, las propuestas para aliviar a lo países de la zona euro de una deuda sin precedentes, llega demasiado tarde.

Los altos niveles de endeudamieto que tiene Portugal ha llevado a los especuladores a repetir la experiencia vivida con Grecia e Irlanda. Portugal tiene actualmente un desempleo del 10% y un tibio empuje económico dada la generalizada criisis de demanda. La propuesta del gobierno de Sócrates buscaba revertir el deficit público del 6,8% del año pasado al 4,6% este año y al 3% el próximo, en consonancia con los dictados de la Unión Europea y el FMI.

Dado que el financiamiento de su deuda soberana se ha hecho muy costoso, Portugal será el tercer país de la zona euro que se ve obligado a aceptar un rescate de la UE y el FMI, tras los casos e Grecia e Irlanda. Es un recordatorio contundente de la crisis vivida el año pasado, dado que la deuda lejos de desaparecer ha seguido aumentando. El gobierno de Irlanda también se derrumbó después de sus duras medidas de austeridad al no ser capaz de persuadir a los inversores para lograr financiamiento a precios razonables. La pregunta que no se puede eludir en estos momentos es ¿quien será el siguiente, después de Irlanda, Grecia y Portugal?

En El Blog Salmón | Nuevo pánico por posible quiebra de Portugal desata el caos, Costo de la deuda de España y Portugal se dispara a niveles históricos
Más información | El País: Parlamento portugués rechaza el ajuste y fuerza la dimisión de Sócrates

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios