Consideraciones sobre la competencia china

Sigue a El Blog Salmón

tienda china

Existe un sentimiento generalizado de que China es el futuro, que los trabajadores chinos trabajan 14 horas diarias y ponen su propia empresa en cuanto pueden. A veces parece que los chinos nos van a comer vivos y van a dominar el mundo. Ante ciertas comparativas acabamos quedando el resto del mundo como unos vagos que no emprenden, no trabajan y sólo quieren vivir la vida.

Un buen ejemplo es un artículo de Cotizalia, en el que explican porqué el pequeño comercio chino está golpeando fuertemente al pequeño comercio español a raíz de un estudio de la Universidad de Salamanca. No niego de las validez de ese estudio, pero hay alguna consideración que se debería de tener en cuenta. Porque el miedo que tienen muchos a los chinos me parece exagerado, incluso veo más racismo que argumentos en las opiniones de muchos.

Para empezar está el envejecimiento de la población china, la política del hijo único está envejeciendo a la población a un ritmo bastante fuerte, las expectativas están en que en 25-30 años China empiece a reducir la población. Además, poco China deja de tener esa masa de trabajadores inagotables. Lo que Marx llamaba el ejército de Reserva. Hace poco en The Economist comentaban que para que las universidades británicas pudieran seguir atrayendo a estudiantes extranjeros (que pagan más que los europeos) tendrían que dejar de buscar a alumnos en China y buscarlos en la India, que no tiene implementada una política de control de la población, al menos tan efectiva como la de China.

El segundo es el cambio generacional, en China se ha pasado de una época de escasez peor que la postguerra española a una época de abundancia. Esto lo han vivido familias en una generación, mientras que aquí se han necesitado tres para ver esos cambios. Algunos chinos han pasado del azadón al iPod, por expresarlo de algún modo. Aparte tengamos en cuenta que el ocio es un bien de lujo, cuanto más dinero se tiene más ocio se consume en detrimento de otros bienes, aunque puedo aceptar que no sucede en todas las culturas (por ejemplo Japón).

En este cambio generacional nos estamos encontrando con una generación de lo que se ha denominado “síndrome del pequeño emperador”. Estos pequeños emperadores son hijos únicos de chinos, que han tenido a sus dos padres trabajando para ellos. Además tengamos en cuenta que tienen abuelos, por lo que en algunos casos han tenido hasta seis adultos ocupados exclusivamente en ellos. Los pequeños emperadores puede que hablen inglés y chino a los diez años, pero con las clases de informática, piano, natación y estudiar en escuelas de élite puede que no hayan tenido tiempo ni siquiera a aprender a atarse los zapatos. Ya he hablado alguna vez en este blog sobre como se educa en China.

Además una anécdota personal, hace tiempo me estuvo comentando un chino que estudiaba en la universidad inglesa que una amiga suya (occidental) le había dicho ofendida que los chinos (que estudiaban en esa universidad) eran vagos, muy ofendida. El no entendía cómo la chica occidental esperaba que los chinos fueran grandes trabajadores. Le expliqué que aquí estábamos acostumbrados al trabajador chino que mantiene su tienda abierta catorce horas al día siente días a la semana. Su respuesta fue que los chinos trabajan tanto si no tienen más remedio, pero que cuando se han criado en la abundancia no se esfuerzan tanto. Vamos, que confirma mi teoría del cambio generacional.

Y no es desprecie la capacidad trabajadora y emprendedora de los chinos, es más, aquí se deberían de tomar nota de muchas cosas que suceden en china y de muchas cosas que hacen los chinos en España y aprender de ellas. Pero el miedo al chino que tienen muchos cuyo único contacto con la cultura oriental es el restaurante chino de su manzana, la tienda de todo a cien de la otra calle y las películas de Jackie Chan me resulta una demostración de la ignorancia. Pero claro, tampoco es que el firma esto sea experto en cultura y negocios de la comunidad china en España.

En El Blog Salmón | Avenida M40 ¿sería bueno que fuese chino?
Vía | Cotizalia
Imagen | Antonio Tajuelo, Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios